INDONESIA.- El pasado 23 de agosto se cumplieron tres años desde el último "Ma’nene", por lo que correspondía que tenga lugar una nueva edición del tradicional ritual, en Tana Toraja.
La costumbre del pueblo indica que, una vez que se cumple ese período, los difuntos son sacados de las tumbas por sus familiares, quienes les cambian la ropa y les toman fotografías.
De esa manera, honran su espíritu y recuerdan tiempos pasados, en todos los cementerios de las diferentes localidades.
Además del simbólico cambio de prendas, los restos óseos y las tumbas son limpiados, mientras el cadáver permanece de pie junto a sus familiares. Estos actos son interpretados por la población como una muestra del amor y el respeto por los antepasados.