EFECTOS DE LA COMPUTADORA EN EL MEDIO AMBIENTE

Existe un evidente impacto en el ambiente como consecuencia de la tendencia creciente del número de computadoras utilizadas en hogares y oficinas. Éstos son algunos aspectos que afectan el ambiente y que están específicamente relacionados con la fabricación y uso de las computadoras y de los equipos de hardware en general.

1.- Procesos de fabricación contaminantes
En los procesos de manufactura, se puede hacer uso de elementos químicos y generar productos de desecho dañinos para el ambiente. El uso de materiales pesados, como el níquel tóxico, suele estar presente en la fabricación de computadoras. Otro compuesto químico muy conocido está constituido por los clorofluorocarbonos (CFC) contenidos en solventes y agentes limpiadores. En la década de los 70s, los científicos se preocuparon al descubrir que, al ser liberados y circular en la atmósfera, estos productos químicos que contienen cloro, ascienden y se descomponen por acción de la luz solar, produciendo daños en la capa de ozono de la Tierra. Esta capa de valor inestimable, es la que protege la vida del planeta de la radiación ultravioleta cancerígena.

2.- Obsolescencia de Equipos y programas
En la actualidad un sistema de cómputo tiene un periodo de utilidad que va desde un año y medio a no más de dos años. Después de este tiempo, el equipo suele ser inapropiado y se considera obsoleto. Aún durante este periodo de vida útil, es muy probable que se necesite hacer actualizaciones de componentes en las máquinas que pueden incluir hardware como memoria, baterías (en computadoras portátiles) o software. Es posible apreciar claramente el efecto adicional sobre el ambiente al contrastar la computadora con equipos que ha reemplazado en algún sentido; como una máquina de escribir, por ejemplo, que podía ser usada por lapsos de más de diez años, durante los cuales tal vez requiriesen mantenimientos ocasionales y de algunos cambios de cinta.

El surgimiento de software nuevo y de actualizaciones del mismo, se ha vuelto muy frecuente. Cada nuevo software involucra la producción de más discos, manuales, libros, folletos de ventas y publicidad relacionados. Por este motivo, los discos, manuales y demás material de versiones anteriores muy probablemente quedan en desuso, volviéndose obsoletos y convirtiéndose en un material para ser desechado.

Las innovaciones alcanzadas en las computadoras, son cada vez más comunes y continuas, generando la producción inmediata de software, que aproveche las ventajas de las mejoras en el potencial. Pero la introducción de este nuevo software, por ejemplo, un sistema operativo inédito, tiene un efecto notable en el hardware y software que pasarán a ser desechados, motivado a la sustitución de partes o componentes de equipos que puedan soportar efectivamente las mejoras introducidas por el sistema operativo, además de sustituir las versiones de software que corrientemente se usen por otras nuevas que se suponen mejor adaptadas.

3.- Exigencias de energía
Los equipos de computación, son aparatos que requieren de energía eléctrica para funcionar. El incremento de la utilización de tales dispositivos, conlleva a un aumento en las necesidades de energía y en la producción de la misma, que tendrá impacto en el requerimiento de recursos naturales, así como, un probable impacto ambiental. Pero no siempre la magnitud del consumo de energía está relacionada con una adecuada utilización de los mismos. No es difícil encontrar en una típica oficina, durante algún momento de la jornada, una considerable cantidad de computadas que sin estar en uso, se encuentran encendidas. Más aún, al final de la jornada, muchas permanecerán así, durante toda la noche y hasta el día siguiente sin ninguna justificación. Es claro que dependiendo de su naturaleza algunos equipos deben permanecer encendidos. Es el caso, de computadoras a las que sus usuarios pueden tener acceso durante la noche por las características propias de su trabajo; también es justificado, cuando se usan sistemas de respaldo que son activados de noche, o en general los diversos tipos de servidores. Sin embargo, la extendida pretensión de que es más barato y más conveniente que permanezcan encendidas en lugar de encenderlas y apagarlas para su uso diario, o porque no se desea perder tiempo al esperar unos instantes la inicialización del sistema, no son en absoluto causas justificadas.

Cómo se pueden contrarrestar los efectos negativos
Aunque quizás el consumo de recursos y los efectos en el ambiente no puedan suprimirse por completo, sin renunciar a las ventajas que brindan los avances tecnológicos, es posible encontrar la manera de minimizar los efectos nocivos y descubrir nuevas maneras de hacer las cosas para alcanzar un uso más racional del ambiente. A continuación, se señalan algunas medidas para contrarrestar en algún grado, los efectos negativos para el ambiente causados por el uso de las computadoras.

1.- En la manufactura
Los responsables de la manufactura de computadoras se han visto obligados a comprometerse en la disminución del uso de productos químicos nocivos en sus procesos de fabricación. Además, hacen esfuerzos conducentes a por lo menos reducir, cuando no sea posible la eliminación total, el uso de materiales pesados en los procesos de fabricación. Aún cuando no siempre es posible liberar los procesos productivos de desechos y materiales que pongan en riesgo el bienestar ambiental, existe una tendencia creciente a reducirlos al máximo. Esta iniciativa es impulsada por la presión que ejercen los gobiernos, motivados por acuerdos internacionales con la finalidad de minimizar el daño ambiental que afecta a nivel global.

2.- En el crecimiento de equipos obsoletos
Es más fácil reducir el impacto ambiental en lo que se refiere al software que al hardware. Con respecto al software, es posible obtener las nuevas aplicaciones que se encuentran en línea por descarga, usando la Web , en lugar de comprarlas en las tiendas. Una ventaja adicional es, que de esta forma se pueden obtener actualizaciones automáticas de los sistemas operativos. Una nueva tendencia bastante práctica, es la disponibilidad cada vez más frecuente de la documentación del producto en línea en lugar de impresa, de equipos y software, evitando el incremento de manuales viejos, que sólo pueden disponerse para el reciclaje con el resto de papel de desecho, una vez que es adoptado el nuevo equipo o software.

En cuanto a liberarse del hardware inútil u obsoleto, las cosas no son tan sencillas. Por ejemplo, no debería deshacerse de las computadoras lanzándolas a la basura, puesto que muchas contienen baterías de níquel-cadmio, y el cadmio es un metal pesado tóxico. Una forma de encarar este problema, que algunos fabricantes de hardware han adoptado, es emprender programas para recolectar y disponer en forma adecuada los equipos viejos. Otra opción se encuentra en la donación. Algunas compañías eligen donar sus computadoras viejas, que no les son ya útiles pero aún operativas, a organizaciones no lucrativos que dispongan de éstas en funciones adecuadas que no requieran de los últimos avances en tecnología para ser competitivas. De esta manera, quienes donan puede obtener deducciones de impuestos por su gesto, quienes reciben, obtienen equipos que pueden ser aprovechados y el ambiente también resulta beneficiado al no convertirse en repositorio de desperdicios.

3.- En el gasto de Energía
La solución más reciente para disminuir el consumo de energía es el uso de monitores, impresoras y CPU distinguidos con el logotipo Energy Star. Este logotipo señala que el equipo cumple con las normas establecidas en el programa Energy Star de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos. El programa surge hace ya algunos años, con la finalidad de incrementar el ahorro de energía y conseguir un optimo aprovechamiento de la misma en los productos de la industria de la computación. Específicamente se proponía entre sus metas reducir los requerimientos de energía eléctrica en las unidades de sistema, monitores e impresoras.

Efectos Positivos

Aun cuando el proceso de fabricación y uso de las computadoras puede tener efectos nocivos al ambiente, también es cierto, que el uso adecuado e ingenioso de la tecnología puede ayudar en la conservación del mismo. La tecnología de la computación y su implantación pueden presentar nuevas perspectivas en la manera de realizar las actividades y pueden contribuir en el ahorro de recursos naturales.

El uso del correo electrónico para realizar las comunicaciones, inclusive dentro de una misma organización puede evitar el gasto de papel. Más ampliamente, la implantación de una Intranet usada óptimamente en la organización, ofrece muchas otras ventajas. El uso de una Intranet interna puede poner al alcance de sus usuarios, manuales y documentos en formato digital. De esta manera se evita tener que imprimirlos, o reimprimirlos en gran cantidad para ser distribuirlos a todos los interesados. Los cambios en manuales y reglamentos son reflejados de inmediato y todos los usuarios cuentan con la nueva versión en línea, sin tener que desechar los antiguos, generando más papel de desecho. Su almacenamiento es más cómodo y la búsqueda y catalogación de los mismos es más fácil y rápida. No requiere de las actividades tradicionales de distribución, ni de los procesos de empaquetado y almacenaje; de esta manera se ahorra en papel para envolver o cajas para almacenar. Las solicitudes entre las diferentes oficinas o dependencias de la organización pueden ser hechas y respondidas usando el formato digital también, imprimiendo sólo aquello que sea estrictamente necesario.

La computación puede generar nuevas condiciones de trabajo, que pueden aprovecharse. El uso de las comunicaciones mediante redes y la Internet , propicia una plataforma para generar nuevos modelos laborales. El trabajo a distancia es posible, bien sea desarrollando actividades desde el hogar o desde oficinas remotas. Personas ubicadas en locaciones geográficas diferentes, en una misma ciudad o a nivel mundial, pueden desarrollar un proyecto común, conformando grupos de trabajo o reuniones virtuales, utilizando los equipos de computación y las comunicaciones. De esta manera, se pueden ahorrar los recursos naturales que se necesitarían el combustible necesario para su transportación