Poner en marcha la calefacción o acudir al supermercado en tiempos de crisis económica pueden resultar un tormento, casi como escuchar un tintineo de monedas cada vez que encendemos la luz, abrimos el grifo o comprobamos cómo, al sacar dinero del cajero, nuestra cuenta cae en barrena.

Las asociaciones de los consumidores proponen una serie de claves para que la inflación o la subida de las hipotecas sean más llevaderas para los bolsillos. Según señala la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), es posible ahorrar hasta 5.000 euros al año si se siguen ciertos consejos prácticos, ya sea en el hogar, a la hora de viajar o de coger el coche.

Energía

El ahorro en el consumo de energía depende en buena medida de que se haga un uso eficiente de los electrodomésticos del hogar. Entre las principales recomendaciones están la de utilizar lavavajillas y lavadora con carga total y, en el caso de este último, optar preferiblemente por programas de agua fría, lo que nos permitirá un ahorro energético de entre el 10 y el 15%. También se sugiere limpiar con frecuencia la escarcha del congelador para reducir el consumo. A la hora de cocinar, es preferible utilizar la olla a presión porque ahorra hasta un 50% de energía, al igual que es mejor usar el microondas en vez del horno porque consume un 70% menos.

Apagar la televisión con el mando es una costumbre muy cara. Los electrodomésticos de la casa, cuando se dejan en ‘stand by’, consumen el 10% de la energía de toda la casa. También resultará beneficioso para la economía del hogar tener electrodomésticos de eficiencia energética, clasificados como de ‘clase A’.

Ahora que llega el frío, es conveniente aislar correctamente las ventanas para evitar que el calor de la calefacción se escape y evitar un derroche que puede significar hasta el 30% de la factura energética. En verano, las asociaciones de consumidores recomiendan que se configure el aire acondicionado de manera que no haya una diferencia superior a 10 o 12 grados entre la temperatura exterior e interior.

Cesta de la compra

La compra debe hacerse con sosiego, por lo que no es recomendable ir al supermercado en momentos de depresión, euforia o incluso cuando se tiene hambre. Si tiene niños en casa, si es posible, es mejor no llevarlos. La economía del hogar va en ello. "Los niños suelen influir en las decisiones de compra", explica la Unión Consumidores de España.

Antes de comprar, es recomendable hacer un presupuesto previo. Tal vez resulte una tarea incómoda, pero la UCE explica que puede ser de ayuda para que la lista de la compra se adapte mejor a nuestras necesidades y a nuestra economía. Según otra asociación, CEACCU, "evitará que gastemos entre un 30% y un 40% más de lo previsto". Una vez en el supermercado, aprovechar las ofertas de los establecimientos y evitar los productos de marca si hay otras opciones, como las marcas blancas, o escoger productos de temporada también son otras medidas esenciales para el ahorro. La fruta, cuando no es de temporada, puede ser un 200% más cara.

Telecomunicaciones

Puede que elegir la tarifa de teléfono o de Internet más adecuada según los hábitos de consumo no sea tarea fácil en plena jungla de las telecomunicaciones. Sin embargo, el esfuerzo puede servir para ahorrar hasta 300 euros. La OCU recomienda, a la hora de escoger el tipo de contrato, tener en cuenta las horas del día en que se llama más o si se envían mensajes multimedia con frecuencia, entre otros.
Servicios financieros

Saber elegir es también esencial si uno no quiere verse sorprendido por comisiones indeseadas a la hora de abrir una cuenta, hacer una transferencia o usar una tarjeta. La OCU recomienda optar por aquellos bancos que ofrezcan mayores intereses por el saldo depositado. En este caso, "las cuentas por internet son las que mejor condiciones ofrecen". Por su parte, la UCE anima a negociar el cobro de comisiones con la entidad bancaria y, siempre que se use una tarjeta, aconseja que sea en los cajeros automáticos de su red para no pagar comisiones.

Automóvil

El precio de la gasolina no lo es todo. El estado del vehículo o la conducción que se haga de él puede ser incluso más importante. Las asociaciones de consumidores recuerdan una ecuación básica: a mayor velocidad, mayor consumo. A esto se suma el flaco favor que se le hace a la economía del hogar cuando se dan acelerones al coche o se llevan las ruedas sin la presión adecuada. Otros consejos a tener en cuenta son no repostar cuando haga un calor excesivo para reducir la evaporación del combustible o comprobar que el consumo medio que establece el fabricante del vehículo se corresponde con el real. Si no es así, sería conveniente realizar una revisión.

A la hora de contratar un seguro para el coche, la OCU aconseja estudiar todas las opciones. Por ejemplo, "el seguro a todo riesgo no siempre vale la pena", sostiene. Hay que tener en cuenta que las aseguradoras tratan de "limitar la indemnización por daños materiales tras un siniestro". Tal vez, haya menos dificultades si se trata de un coche más o menos nuevo, pero cuando ya tiene unos cuantos años, esa cantidad podría no resultar suficiente para cubrir los daños. "Normalmente no suele resultar rentable si el coche tiene más de cinco años".

Ocio

No hay por qué dejar de lado la cultura en plena crisis económica. Tal vez sea la hora de echar a la programación del Ayuntamiento o de las Juntas del Distrito. "Piense en el gran número de actividades que son gratis: paseos, excursiones o museos", sugiere CEACCU.

En caso de viajar fuera, la norma principal para el ahorro es planear todo con antelación. Es importante comparar los precios entre las distintas agencias y aprovechar las ofertas. Las tarifas del medio de transporte elegido pueden variar hasta en un 30% según el tipo de billete y el día de la semana. Lo mismo sucede con los precios de los hoteles.

Algunas estrategias para reducir los gastos

Busquemos en la lista de ingresos y gastos, aquellos que se pueden eliminar o reducir. Podemos empezar con los más altos hasta llegar a los más pequeños. Por ejemplo:

Reduzcamos el pago de la casa.

Quienes tienen casa propia, pueden considerar un refinanciamiento del préstamo hipotecario a una taza de interés más baja. Una deuda de $100,000 pagaderos en 30 años a una taza de interés del 8%, tiene un pago mensual de capital e intereses de $733.77. Ese mismo préstamo al 6% tendría un pago mensual de $599.56. Un ahorro de $134.21 por mes ó $1610 anuales. Quienes rentan podrían negociar un pago menor, mudarse a un sitio de renta más baja o analizar la posibilidad de comprar. Es sorprendente pero a veces el pago mensual se reduce al comprar una vivienda.

Bajemos las primas de seguros.

Esto se puede lograr, a manera de ejemplo, aumentando el deducible, pidiendo descuentos por seguros múltiples (casa, vehículos, etc.) ó en última instancia cambiando de compañía de seguros.


Busquemos financiamiento a intereses más bajos.

¿Sabemos el interés que pagamos en cada una de sus tarjetas de crédito? Algunas de ellas pueden cobrarnos hasta un 18% o más. En ese caso, podríamos considerar transferir esa deuda a otra tarjeta de crédito que nos cobre un interés más razonable. ¿Qué interés pagamos en el préstamo del carro? Esos préstamos también pueden refinanciarse.

Evitemos gastos innecesarios o de impulso.

Si vamos de compras, podemos llevar una lista. De lo contrario podemos terminar comprando por impulso artículos que no necesitamos: discos, un nuevo teléfono, ropa, limpiadores especializados, etc.
Preparemos el almuerzo en casa. Esto nos puede ahorrar mucho dinero. Hay quienes han logrado reducir sus gastos en $150 ó más.

Investiguemos antes de comprar.

Esto es especialmente importante en comprar grandes como lavadoras, equipos electrónicos, etc. Compare precios y tome ventaja de ofertas.
Hagamos un presupuesto mensual y anual. Un presupuesto es un plan de ingresos y gastos, donde se incluye un estimado para cada una de las categorías de gastos e ingresos. Pero lo más importante es tratar de mantenerse dentro del presupuesto.
Paguémonos primero. Al recibir nuestro salario, escribamos un cheque a nuestro nombre, para ahorros o inversión.

En resumen:

Hagamos un análisis de ingresos y gastos
Preparemos un presupuesto mensual
Busquemos maneras de bajar los gastos y aumentar los ingresos

Vale la pena, porque el ahorro es una de las mejores formas de acumular riqueza.

El primer paso para saber cómo ahorrar dinero es comenzar a reducir sus gastos. El primer gasto que debe eliminar son las deudas de consumo.

Elimine sus deudas de consumo

A continuación hay tres pasos que puede tomar inmediatamente para reducir sus deudas de consumo.

1. Excepto la deuda básica por la compra de su hogar, desde ahora en adelante evite todas las deudas de consumo. Nunca pida dinero prestado solamente para gastarlo.

2. Pague sólo en efectivo. Si paga con su tarjeta de crédito, asegúrese de pagar la deuda completa a fin de mes.

3. Tome el 10% de su ingreso mensual y úselo para reducir su mayor deuda (cada mes).
6 estrategias para administrar y ahorrar su dinero

Antes de saber cómo reducir sus gastos y cómo ahorrar dinero, primero debe saber en qué está gastando su dinero. Debe tener alguna forma de registrar cada dólar que gasta. Sólo cuando sabe por donde se está escapando su dinero lo puede dirigir hacia sus ahorros e inversiones. A continuación hay 6 tips para ahorrar y disminuir sus gastos.

1. Estudie sus gastos mensuales

Una vez que comience a registrar cada uno de sus gastos, a fin de mes se dará cuenta que el 20% al 30% de su sueldo lo gasta en cosas que no son importantes y que no harán una diferencia en nuestras vidas.

2. Páguese usted primero

Mucha gente adopta el hábito de ganar-gastar-ahorrar. En otras palabras, cuando reciben su pago mensual lo gastan de forma impulsiva y lo que quede a fin de mes es lo que ahorran. Antes de hacer compras impulsivas, separe el 10% o 20% de su ingreso y póngalo en una cuenta de ahorro separada o un fondo de ahorro. En otras palabras, usted debe adquirir el hábito de ganar-ahorrar-gastar.

3. Deténgase antes de comprar y postérguelo

Antes de comprar cualquier cosa pregúntese lo siguiente:

¿Realmente necesito esto?
¿Me arrepentiré de comprar esto 3 días después?
¿Cuántas horas tengo que trabajar para recuperar el dinero?

Después de responder éstas preguntas postergue la decisión para el día siguiente. 8 de cada 10 veces decidirá no realizar la compra y probablemente lo olvidará.

4. Elimine todas sus tarjetas de crédito, excepto una.

Este paso es difícil, pero eliminará al menos el 15% al 20% de sus gastos mensuales. Con la tarjeta que deje recuerde pagar el total de la deuda a fin de mes.

5. Planifique sus compras

Planificando sus compras puede ahorrar otro 15% a 20% de su ingreso mensual. Planifique sus compras importantes con al menos 3 meses de anticipación y compre en periodos de descuentos especiales.

6. Considere sus gastos como los gastos de un negocio

Incluso si es un empleado a tiempo completo, usted puede registrar un negocio para propósitos de reducción de impuestos. Como un negocio, usted puede tomar ciertos gastos como el transporte, teléfono, suministros de oficina, etc. y reducir sus impuestos.
Y para terminar

Recuerde que todo lo que ha leído hasta ahora sólo sucederá si toma acción ahora. Sólo a través del esfuerzo combinado de incrementar sus ingresos, reducir sus gastos y con el conocimiento de cómo ahorrar dinero podrá lograr disponer de dinero para invertir y lograr la libertad financiera.

Ahorrar comprando con inteligencia:

Antes de realizar cualquier gasto pregúntate ¿Cuantas horas de trabajo me supone comprar esto? Toma tu sueldo neto y réstale todos los gastos derivados de tu trabajo (desplazamiento, trajes, cafés, dietas, guardería…) divide el resultado por el número de horas que trabajas (incluyendo el tiempo que empleas en desplazamiento) y obtendrás el precio real por el que estás vendiendo cada hora de tu vida. A este resultado lo llamaremos precio por hora de energía vital.

Ahora calcula cuantas horas de tu vida tienes que dar a cambio de ese capricho. [precio del capricho /precio por hora de energía vital]

Si aun así crees que merece la pena, espera al menos 3 días antes de comprarlo, no compres por impulso.

Busca en Internet reviews, opiniones de otros usuarios y comparativas de productos.

Finalmente si te decides por comprar, comprueba si por Internet lo puedes encontrar mas barato. Yo me ahorré casi 200EUR al comprar mi televisor por Internet en comparación a la mejor oferta que encontré en "tiendas físicas".

Si compras barato algo que no necesitas, estás comprando caro.

Huye de las marcas o cualquier gasto superfluo que tenga como único fin la ostentación.

Plantéate si realmente merece la pena comprar cosas que puedes pedir prestadas y no necesitas usar con frecuencia, por ejemplo cierto tipo de herramientas.

Repasa las facturas, los ticket de compra, extractos y movimientos en cuenta. Cuando pagues algo en efectivo comprueba el cambio que te dan.

Los pequeños gastos diarios: desayunar fuera de casa, el periódico, el café en el trabajo, lotería, una revista, unas copas… pueden suponer en su conjunto el mayor gasto que podemos ahorrarnos. Haz cálculos, comprar el periódico a diario son mas de 300EUR al año.

Revisa todas las subvenciones y ayudas de tu localidad, región o país de todos los temas posibles (carnet joven, familia numerosa, ayuda de alquiler, abono de transportes para mayores, etc…)

Compra por Internet, es mas fácil comparar precios, normalmente podrás comprar mas barato debido a que no se tiene que repercutir al cliente gastos de tienda física/sucursal y te ahorras el desplazamiento. Especial mención merecen las aseguradoras y los bancos online, o la compra de billetes de avión, entradas, tramites burocráticos, etc…

Antiguos modelos de negocio en los que la información privilegiada eran la base de la prestación de un servicio quedan relegados a un segundo plano con la masificación de Internet. La información es accesible a todo el mundo: "hazlo tu mismo" (Do it yourself/DIY/HowTo), reparaciones, bricolaje, mecánica, electricidad, instalaciones, informática, fontanería, etc… Algunas webs: como hacer para, todos los como y pasarlas canutas.

Mantente informado, visita sitios como sindinero.org o ahorradores.net, foros temáticos, etc…

Ahorra en la hipoteca, créditos y comisiones:

Si tienes algún préstamo personal o pago aplazado, liquidar tu deuda lo antes posible es, probablemente, la mejor de todas las inversiones que puedas hacer.

¿Pagas hipoteca? Haz una búsqueda masiva por Internet de una subrogación de tu hipoteca que mejore las condiciones que tengas. (Por ejemplo pasar de un diferencial de Euríbor +0,50 a Euríbor +0,30 supondría un ahorro de 400EUR al año para una hipoteca de 200.000EUR) A la hora de amortizar capital ahorrarás dinero quitándote años en lugar de reducir cuota. Huye de los periodos de carencia.

Reparte tus ahorros en diferentes entidades bancarias y deposita en cada una un máximo de 20.000EUR que es el máximo cubierto por el Fondo de Garantía de Depósitos en caso de quiebra.

Aprovecha las promociones por domiciliar tu nómina.

Busca un banco que no te cobre comisiones (mantenimiento, apuntes, transferencias, ingreso de cheques, cuota anual por tarjetas…) y te ofrezca una buena rentabilidad tanto en cuentas corrientes como en depósitos a plazo.

Ahorrar en teléfono e Internet:

Pasa tu móvil a prepago y mantente con pequeñas recargas, serás mas consciente de lo que consumes y evitarás "sorpresas" cuando te llegue la factura. Si tienes un consumo elevado y quieres reducirlo márcate topes de recarga cada x tiempo.

Compara ofertas en la conexión a inernet.

La mayoría de la gente ya disfruta de tarifa plana en llamadas a fijos, si es tu caso presta atención antes de usar el móvil en casa si vas a llamar a un fijo.

Por sorprendente que parezca, mucha gente ni siquiera sabe qué plan de precios tiene, enterate bien de cuanto estás pagando y compara con otros planes y otras compañías.

No mas números 900 es un wiki gracias al cual ahorraremos un buen dinero cuando tengamos que llamar a un 902, 901…

Siempre me ha parecido de estúpidos pagar por un logotipo, una melodía o un tono de espera, pero si decides ser un estúpido a la última ten cuidado con los anuncios tipo "envía ALTA al XXXX, y podrás bajártelo gratis", seguramente tengas problemas para darte de baja después.

Se han popularizado bastante los números de información telefónica a precio desorbitado. Si no te es posible hacer la búsqueda gratis en Internet debes saber que Telefónica está obligada a prestar este servicio a un precio sensiblemente inferior al número que anuncian, exactamente 0,35EUR por llamada, en el 11818

Han surgido varias webs que analizan tu factura del móvil y te recomiendan compañía, plan de precios y planes de ahorro: ahorramovil, doctorsim.

Aprovéchate de las compañías, por norma general si haces un "amago de portabilidad" te ofrecerán descuentos y teléfonos. En algunos foros los usuarios informan de lo que les han ofrecido.
¿Todavía no conoces las ventajas del Vo-ip?

Ahorrar en comida:

Come en casa. Si es necesario comer fuera llévate la comida ya preparada de casa.

Si eventualmente necesitas salir a comer fuera no pierdas de vista las escuelas es hostelería, muchas ofrecen menús a precio de coste.

Haz una lista y compra sólo lo que necesites. También puedes elaborar un menú semanal.

Ojo con las ofertas, si compras barato algo que no necesitas, en realidad has comprado caro.

Compara precios entre supermercados, y elije marcas blancas, ahorrarás hasta 1000EUR al año.

Nunca vayas a comprar con el estómago vacío.

Opta por alimentos poco elaborados, son mas sanos y económicos.

Haz una compra al mes en vez de varias para ahorrar gasolina, o aprovecha los servicios de entrega gratuita a domicilio que ofrecen algunas grandes superficies.

Mira en los estantes superiores e inferiores, lo mas caro suele colocarse a la altura de los ojos.

Compara el precio por kilo de los productos a granel y los ya envasados.

Es mejor comprar en las horas que hay menos gente, irás mas rápido y te detendrás menos.

Lleva un estricto control sobre la fecha de caducidad de los alimentos, en los supermercados se colocan los productos de caducidad mas próxima delante, y los que caducan después, detrás. Consume primero los alimentos de tu frigorífico que caducan antes y lleva un control sobre lo que hay en el congelador.

Aprovecha las ofertas, los "precios gancho" y las promociones tipo "3×2?, siempre que realmente lo necesites.

Ahorrar en ocio:

Puedes ahorrar mucho dinero gracias a Internet con descargas legales de música, cine, audiolibros…

Si te gusta leer acércate a la biblioteca de tu barrio o intercambia libros con tus amigos.

¿Aún gastas dinero en revistas y periódicos? Los blogs son las revistas del futuro, y en Internet se publican las noticias antes que en ningún otro medio, y gratis. Algunos ejemplos: Google News, Meneame, las webs de los medios tradicionales. En granjas de blogs podríamos destacar Weblogs SL, Hipertextual, BlogsFarm, etc…
También webs especializadas que superan a sus homónimos en papel: idealista y fotocasa en inmuebles, segundamano y eBay en clasificados, infojobs en empleo, km77.com en motor, etc…

¿Qué música te gusta? da igual, en lastFM tienes toda la que quieras.

Y si buscas hacer turismo gastronómico en Comerporlapatilla encontraras eventos gratuitos.

Si te quieres ir de viaje busca en Internet ofertas de ultima hora o ve a la agencia sin destino fijo y con la disposición de salir el mismo día. O bien todo lo contrario, reserva con varios meses de antelación.

No parece un acto inteligente gastar ni un euro en juegos de azar y loterías desde el punto de vista estadístico.

Ahorrar en calefacción:

Aunque la sensación de confort sea subjetiva, se puede asegurar que una temperatura de entre 19 y 21 °C por el día y 15-17 ºC por la noche, es suficiente para la mayoría de personas. Por cada grado que subamos el termostato el consumo se dispara entre un 5 y un 7%.

Si vas a salir unas horas, deja el termostato en 15ºC, es suficiente para mantener el calor.

Si es posible apaga la calefacción por la noche y no la enciendas hasta haber ventilado la casa al día siguiente (10 minutos como máximo, no se necesita mas para renovar el aire).

Si tienes una caldera individual un mantenimiento adecuado podrá ahorrarte hasta un 15%.

Un buen aislamiento de todos los cerramientos exteriores de la vivienda, ventanas con doble cristal y carpinterías con rotura de puente térmico suponen también un gran ahorro.

Para el aire acondicionado 25ºC son suficientes. Baja las persianas y/o usa toldos en horas de sol.

A la hora de adquirir una vivienda ten en consideración su orientación, cuantas mas horas de luz tengas menos gastarás en calefacción.

Ahorrar agua:

Cierra el grifo mientras te afeitas o te lavas los dientes. Un grifo abierto consume alrededor de 6 litros por minuto.

Una ducha consume como mínimo 4 veces menos agua que un baño.

Grifos con goteos o cisternas con escapes pueden suponer un despilfarro de 30 litros diarios.

Coloca 2 botellas llenas dentro de la cisterna y ahorrarás 3-4 litros cada vez que la uses.

Coloca difusores de flujo, aireadores y demás mecanismos de ahorro en grifos.

Aprovecha al máximo la capacidad de la lavadora y lavavajillas y emplea el programa adecuado.

Riega al anochecer para evitar perdidas por evaporación. Puedes aprovechar el agua de la ducha mientras esperas a que salga caliente, o el de hervir las verduras una vez se enfría.

Ahorrar electricidad:

Emplea electrodomésticos de eficiencia energética "A", y haz balance entre su precio de adquisición y consumo eléctrico durante su vida útil.

Descongela el frigorífico antes de que acumule mas de 3 milímetros de hielo y ahorrarás hasta un 30% de energía.

No introduzcas alimentos calientes en la nevera. Por el contrario, si tienes que descongelar algo para el día siguiente es buena idea dejarlo en la nevera.

En lugar de tener siempre conectado el despertador, sustitúyelo por la alarma de tu reloj de pulsera, o por la del móvil (la mayoría se encienden aunque estén apagados para poder desconectarlos por las noches)

No dejes luces encendidas o aparatos funcionando (un televisor) en habitaciones vacías.

Aprovecha la luz natural.

Desconecta los transformadores cuando no estén en uso, por ejemplo el cargador del móvil.

Sustituye las clásicas bombillas incandescentes por las llamadas "lámparas de bajo consumo" (CFL’s) gastan un 20% de lo que consume una bombilla habitual, y duran 10 veces mas. Y en un futuro próximo, tal vez la lámparas LED.

Usa el programa de baja temperatura de la lavadora siempre que sea posible.

Si las circunstancias lo permiten, evita usar la secadora.

Usando un lavavajillas gastarás menos que lavando a mano. Y ahorrarás tiempo. Pero espera a llenarlo o usa el programa de media carga.

Si vas a cocinar con un horno ten en cuenta que es de los electrodomésticos que mas consumen, y que cada vez que lo abras pierdes el 20% de la energía acumulada.

Usa sartenes y cacerolas de diámetro superior a la zona de cocción.

Puedes apagar el horno, la vitrocerámica o la plancha varios minutos antes de terminar para aprovechar el calor residual.

Desconecta los aparatos que no vayas a usar en lugar de dejarlos en standby, (televisor, aire acondicionado, DVD, equipo de música…) puedes ayudarte de una regleta para simplificarte esta tarea. ¿Sabías que un televisor en standby gasta más que un ordenador portátil encendido?


Ahorrar en imagen personal:

Si te cortas el pelo tu mismo con una maquinilla ahorrarás una buena pasta al año. Si eres mujer preferirás acudir a academias de peluquería donde ahorrarás hasta el 80%.

Si usas lentillas tal vez te interese saber que puedes prescindir del caro líquido de lentillas sustituyéndolo por un económico suero fisiológico de venta en farmacias.

Compra la ropa en época de rebajas, tiendas de segunda mano, pequeñas taras, factorys, outlet…

Principio de Pareto aplicado a la ropa: hay un 80% de ropa que nos ponemos el 20% del tiempo, y un 20% de ropa que llevamos puesta el 80% del tiempo. Céntrate en comprar la ropa que vayas a usar el 80% de las veces.

No caigas en la trampa de las marcas.

Ahorrar en gasolina y otros gastos del automovil:

No tengas coche. Puede sonar radical pero ¿te has parado a pensar cuanto gastas en seguro, gasolina, mantenimiento, impuestos, revisiones, multas, peajes…? Busca alternativas: andar, ir en bicicleta, usar el transporte público, compartir coche, etc…

Si a pesar de todo te es imprescindible, compara precios y prestaciones de seguros.

Compara donde llenar el depósito con menos dinero por Internet.

Si vas a comprar coche nuevo considera la opción de segunda mano, kilómetro cero, vehículos de prueba… si buscas bien seguro que encuentras algún "chollo". Valora costes de mantenimiento, revisiones, consumo, piezas de sustitución, servicio postventa, garantía, seguro…

Calcula bien si te merece la pena un diésel, no siempre es así. Ten en cuenta que el petróleo es un bien cada vez mas escaso y por tanto su precio irá siempre al alza hasta convertirse en un producto de lujo, el futuro pasa por coches eléctricos, híbridos, por biocombustibles o hidrógeno.

Si vas a hacer un viaje planifica la ruta mas económica, y comprueba el estado del tráfico.

Circulando a bajas revoluciones 2.000/2.500rpm en un gasolina y 1.500/2.000rpm en un diésel, el consumo será menor, además ganamos en confort acústico.

El consumo disminuirá y la seguridad será mayor anticipándote a las detenciones, dejando de acelerar cuanto antes para aprovechar la inercia, y evitando cambios bruscos de velocidad en acelerones y frenazos.

En descensos pronunciados soltando el acelerador será fácil mantener la velocidad con consumos próximos a 0, al contrario de lo que popularmente se cree, el coche gasta menos con una marcha metida que en punto muerto (que además es peligroso).

En caso necesario, sobre todo en incorporaciones y adelantamientos olvídate del ahorro y piensa en tu seguridad.

Evita llevar objetos innecesarios en el maletero, por cada 100Kg el consumo aumenta un 5%

Quita las bacas si no las estás usando, aumentan el consumo entre un 2 y un 35%

El uso del aire acondicionado aumenta el consumo hasta un 20% y llevar las ventanillas bajadas totalmente un 5%

Vigila la presión de los neumáticos, además de ganar en seguridad debes saber que una presión de 0,3 bares inferior a la recomendada aumenta el consumo un 3%

Ahorra en dinero, no en salud:

Para ahorrar en la cuota, puedes apuntarte al gimnasio o piscina municipal, o buscar uno mas económico. Eso si de verdad asistes con regularidad, de lo contrario plantéate entrenar en casa y/o salir a correr.

Deja el tabaco.

Deja el alcohol, las chucherías, los aperitivos fritos o salados, las tapas del bar, los refrescos azucarados y en definitiva cualquier cosa que no haga bien ni a tu cuerpo ni a tu bolsillo.