hagalo usted mismo, materiales:

Cualquier persona que posea una sierra de calar puede cortar las distintas partes, que serán, preferentemente, de caoba o de madera satin. Las tablas tendrán espeso*res de 9 mm, 6 mm, 3 mm y 1,5 mm; sus longitudes se cortarán en la dirección de la veta, y se necesitarán las siguientes:

, la Base:

9 mm de espesor, 152 mm de largo, 114 mm de ancho; frente: 6 mm de espesor, 89 mm de largo y 60 mm de ancho; parte posterior: 6 mm de espesor, 76 mm de largo y 105 mm de alto; costados (dos) : 6 mm de espe*sor, 127 mm de largo y 105 mm de ancho; la parte supe*rior, o tapa: 6 mm de espesor, 146 mm de largo y 101 mm de ancho; una pieza inferior a 1-a tapa: 6 mm de espe*sor, 120 mm de largo y 76 mm de ancho; fondo del ca*jón : 3 mm de espesor, 120 mm de largo y 76 mm de ancho; piso: 9 mm de espesor, 76 mm de largo, 25 mm de ancho; otra pieza del piso: 9 mm de espesor, 76 mm de largo, 82 mm de ancho; frente del cajón: 6 mm de espesor, .89 mm de largo, 19 mm de ancho; partes inte*riores de las paredes, o forros (dos piezas) : 3 mm de es*pesor, 51 mm de largo, 25 mm de ancho; otros forros (dos piezas) : 3 mm de espesor, 76 mm de largo, 82 mm de ancho; estante oblicuo mayor: 1,5 mm de espesor, 76 mm de largo, 114 mm de ancho; estante oblicuo menor: 1,5 mm de espesor, 76 mm de largo, 60 mm de an*cho; aplicación de la tapa: 1,5 mm de espesor, 101 mm de largo, 76 mm de ancho; aplicaciones de los costados (dos piezas) : 1,5 mm de espesor, 89 mm de largo, 63 mm de ancho.

los cortes:

Todas las piezas se han de cortar con la precaución de mantenerlas en perfecta escuadra; sus cantos también deben estar escuadrados. En esto reside toda la resisten*cia del proyecto.

Una vez cortadas todas las piezas se las puede ¡termi*nar y comenzar a armarlas. El trabajo se inicia por la base, cuyo borde superior se redondea con papel de lija, como puede apreciarse en la fig. 1, en que se ve el ‘ar*tículo terminado. Sobre ésta se levanta la estructura de la caja, para la que se necesitan los dos costados, el frente y la parte posterior. El borde superior de los costados es oblicuo, como indica la fig. 2, y el frente, ilustrado en la fig. 3, se coloca dejando bajo él un espacio para el ca*joncito; razón por la cual se fija a los costados, a 19 mm sobre él borde inferior de los mismos; el borde inferior se achaflana con un cepillo chico, continuando la línea oblicua superior de los costados.

La parte posterior es una pieza rectangular, simple, que calza entre ambos costados; su borde superior tam*bién debe adaptarse a la línea superior oblicua de aqué*llos, para lo cual hay que achaflanarla al ángulo correcto. Nótese que el frente de la caja cubre los cantos de los costados, mientras que el frente se coloca entre ellos. Esta disposición puede observarse perfectamente en la

el encolado:

Todas estas partes se encolan entre sí, formando una armazón rígida; se prueba la escuadría de todas las partes, y si fuera necesario se hacen correcciones para aplomarlas. Se pone la armazón en prensa agregando, si se desea, unos clavitos para calado, o unos tornillos chiquitos, para reforzar, pasándolos a los costados, a tra*vés de la base. Si se recurre a ellos, téngase presente que hay que taladrar orificios previos.

el cajoncito:

Mientras la cola fragua, puede irse preparando el cajoncito, cuya construcción es visible en la fig. 5. Se nace con cuatro piezas: el fondo, las dos partes del piso, y el frente. Ya hemos dado sus dimensiones; debe no*tarse, únicamente, que las partes que tienen 9rmm de espesor llevan bordes redondeados, sobre los que des*cansará el cigarrillo. Se colocan estas partes sobre el fondo, de modo que sus bordes exteriores queden a ras con todo el perímetro del mismo, y en esta forma entre, las dos piezas superiores quedará un espacio vacío de unos 9 mm, suficientemente amplio para los tipos de cigarrillos de mayor tamaño. El frente del cajón, de 6 mm de espesor y 25 mm de alto, tiene la misma anchura que el frente de la caja; en el medio se le hace un agujero para una perillita. Es necesario que el cajón se deslice suavemente en su cavidad, de modo que hay que probarlo bien y sólo después encolarle el frente.

paredes interiores:

Ahora debemos dedicar nuestra atención a las paredes interior o forros de la caja, que constituyen los soportes para los estantes oblicuos; son cuatro piezas, todas ellas de forma triangular, aunque de dos tamaños dis*tintos; sobre cada costado va una de cada tamaño, en*colada. Las dimensiones y posiciones respectivas están indicadas en las fig. 6 y 7.

La fig. 8 muestra cómo se encolan las piezas a la su*perficie interior de cada pared lateral. Cuando estos forros estén listos, se pone el cajón en posición y recién entonces se los encola a los costados, como indica la figura 6. Debe dejarse espacio para que el cajón tenga el juego suficiente para salir con facilidad. Hay que veri*ficar que la luz que queda entre las partes inferiores de los forros coincida con el otro espacio que queda entre las dos piezas que forman el fondo del cajón.

los estantes:

Las tablas para los estantes oblicuos se hacen con ma*dera de 1,5 muí; ambas son rectangulares y lisas; una de ellas mide 114 mm x 76 mm, y la otra 60 mm x 76 mm. Como se verá, ambas ocupan el ancho total del interior de la caja, al que deben ajustarse bien en todo su con*torno. Para conseguir esto, el borde superior de cada uno de ellos tiene que adaptarse a la superficie del correspondiente costado, para lo cual se lo achaflana antes de fijarlo definitivamente. Los bordes inferiores también tienen que cortarse al ángulo necesario para que el ca*joncito pueda deslizarse fácilmente bajo ellos.

Las dimensiones de las partes han sido calculadas para dejar un espacio entre ellas, de amplitud suficiente para alojar un cigarrillo, es decir, algo menos de 9 mm, pero si se considera que éste no es suficientemente hol*gado para cigarrillos grandes, es muy sencillo rebajar una de las piezas para agrandar el vacío.

la tapa:

Hasta ahora no se ha tocado la tapa, pero este paso es el que trataremos a continuación. Se trata de un rec*tángulo sencillo, de madera de 6 mm de espesor, 146 mm de largo y 101 mm de ancho, con las aristas superiores redondeadas, como se ve en las figuras. Se sostiene en posición por medio de una pieza fija, que se encola en su cara inferior, y que calza en la boca de la caja, como se ve en la fig. 9. Ésta parte inferior tiene 120 mm de largo y 76 mm de ancho, y antes de fijarla definitiva*mente debe ser probada en la abertura de la caja. Obsér*vese que el ángulo de la abertura hace necesario adaptar a la misma los cantos de la pieza en cuestión.

caja:

En esta forma queda terminada la caja en sí, faltan*do únicamente el decorado, que puede ser, como indican las ilustraciones, una aplicación calada, puesta sobre la tapa, y otras dos sobre los costados. Estas aplicaciones se hacen con madera de 1,5 mm de espesor, y pueden ser de distinto color que la caja, para producir un agrada*ble efecto de contraste. Las de los dos costados pueden cortarse en una sola operación por el simple expediente de unir las piezas entre sí con puntas para calado, pues*tas en las partes que no entran en el dibujo. También se puede hacer la decoración a base de calcomanías, o bien aplicarse una chapita metálica Ton la palabra "ci*garrillos" grabada o calada en ella.

si quieren el pdf clic aqui