En este caso nos encontramos algo parecido, donde la diferencia en el físico es bastante notable para cualquiera que entre a valorarles.Es un chico muy bajito contra uno enorme, en el que el grandullón trata de intimidarle a base de gritos y amenazas que no parecen asustar al pequeño hombre.

Va más allá, contestándole descaradamente sin miedo alguno a lo que pueda pasarle, confiado de sus capacidades a pesar de que todo el mundo les mira esperando una auténtica paliza por parte del grande. A fin de cuentas sería lo normal.

Pues para que no, que el chiquitín le noquea rápidamente de un buen golpe, dejándole en el suelo totalmente destrozado por haberse puesto chulito. Una escena que nos ha encantado a todos, viendo que sólo hay que ser un poco valiente y tener un buen punch para que nadie te ningunee por la vida, desde luego lo más espectacular visto últimamente.
link: http://www.youtube.com/watch?feature…&v=DjZP7sEOBB8