Fotografías como las que se han conseguido de los lugares abandonados más bonitos del mundo pueden demostrar cómo sí existe belleza en el caos y el descuido

Hay lugares descuidados y desatendidos, y luego están los lugares abandonados más fascinantes y originales que hayamos podido imaginar.

Aunque son muchos los rincones del mundo que, a pesar de estar abandonados, han llamado la atención de viajeros, fotógrafos e investigadores por su genuina belleza y características, me he tomado la libertad de escoger los 12 que, para mí, reflejan mejor la belleza de un lugar que se ha dejado del cuidado humano y que, pese a todo, mantienen un atractivo y una hermosura auténticos.

1. Los templos de Angkor Wat, Camboya

El complejo fue abandonado a finales del siglo XVI, a excepción del templo de Angkor Wat, que permaneció habitado por monjes budistas

En plena jungla camboyana, a orillas del río Angkor, en el oeste de Camboya, encontramos el complejo de templos de Angkor Wat, un conjunto de edificios y construcciones religiosas recogidos en más de 1.000 kilómetros cuadrados, que se han convertido en uno de los tesoros arqueológicos más importantes y llamativos del mundo. A finales del siglo XVI, el complejo fue abandonado y, con el tiempo, sepultado por la selva camboyana, con la única excepción del templo de Angkor, que pasó a ser habitado por monjes budistas.

2. Túnel del amor en Klevan, Ucrania

El paso de los trenes ha hecho que la vegetación de las vías haya crecido de esta forma tan original, pareciendo, así, un ‘túnel’ de árboles

Este caso me ha llamado especialmente la atención porque ha sido la vegetación, la naturaleza, la que ha hecho que este lugar se haya convertido en uno de los lugares abandonados más bonitos y más románticos del planeta. El túnel del amor (o túnel de los árboles, para los menos románticos) consiste en una vía de tren abandonada que se usaba en el pasado para abastecer a una fábrica de madera de la localidad de Klevan, a 350 kilómetros al oeste de la capital del país, Kiev. El paso continuado de los trenes por esa vía ha hecho que los ramajes de los arbustos hayan crecido dejando esa apariencia tan peculiar.

3. El Cristo del Abismo en la bahía de San Fruttuoso, Italia

Podríamos calificar esta estatua de una auténtica belleza abandonada

A 17 metros de profundidad, y solo accesible por mar, encontramos esta fascinante estatua de bronce, el conocido como Cristo del Abismo. Es la figura de Jesús de Nazaret, mide 2,5 metros de altura y desde 1954 está sumergida en el fondo del mar, en la bahía de San Fruttuoso, en Portofino.

4. Castillo de Bodiam en East Sussex, Reino Unido

El castillo se construyó en 1385 por orden de ‘sir’ Edward Dallyngrigge para defenderse de la invasión francesa durante la Guerra de los Cien Años

Abandonado desde el siglo XVII, el castillo de Bodiam se erige como una de las fortalezas medievales con foso más imponentes y más espectaculares del mundo. Se dice que la ubicación del castillo se eligió con el pretexto de defender la costa sur inglesa de las invasiones francesas.

5. La ciudad medieval de Craco, Italia

Esta fortaleza medieval acogió, durante siglos, a las familias más poderosas del sur de Italia

Sobre una colina elevada en la provincia italiana de Matera, encontramos este asombroso pueblo fantasmal, la conocida como ciudad medieval de Craco, abandonado desde mediados del siglo XX. El motivo del abandono de este lugar fue la sucesión de varios movimientos sísmicos que afectaron al poblado tras 1975, que, debido a su débil constitución a base de arcilla y arena, no pudo soportar los temblores de tierra.

6. Las ruinas de São Miguel de Arcanjo, Brasil

Es uno de los principales vestigios de la época de las misiones Jesuitas de los Guarani en todo el mundo

Las ruinas de São Miguel de Arcanjo (que, en castellano, se traduciría como de San Miguel Arcángel), calificadas de sitio arqueológico a nivel mundial, es un conjunto de restos de Sao Miguel Arcanjo, antiguamente integrante de los conocidos como Siete Pueblos de las Misiones (nombre que se le dio a un grupo de siete aldeas indígenas fundadas por los jesuitas españoles en el siglo XVII). Está situado en el pequeño municipio de São Miguel das Missões, en el noroeste de Rio Grande do Sul. Este mágico lugar, como es de esperar, está considerado patrimonio mundial por la Unesco desde 1983.

7. El fuerte de Kalavantin Durg, India

Rodeando la pirámide se encuentra una interminable e intimidante escalera en forma de caracol

Esta antigua fortaleza se encuentra en lo alto de una montaña de 7.000 metros. Llegar a lo alto de este fuerte representa, hoy en día, uno de los desafíos de ascenso más difíciles y complejos de Bombay. Subir Kalavantin Durg puede llevar más de 3 horas de costoso trekking y solo está recomendado para senderistas expertos.

8. El teatro Lawndale en Chicago, EEUU

Este antiguo teatro, que sirvió tanto para representar obras como para proyectar películas, se encuentra ya prácticamente en estado de descomposición

En Roosevelt Road, Chicago, encontramos este pintoresco teatro antiguo, ya en estado de inutilidad absoluta, que, inaugurado en 1927, fue definitivamente cerrado en 1963 por desuso. Se abrió al público con más de 2.000 butacas disponibles y, desde que se construyó, llamó la atención por su aspecto, que recordaba al de una catedral.

9. La isla Hashima, Japón

Hashima es una de las más de 500 islas deshabitadas de la prefectura de Nagasaki, en Japón

Hashima, o Gunkanjima, que significa "isla del acorazado", mide 480 metros de largo por 150 de ancho. Cuando estaba en activo, la isla estaba habitada por trabajadores del carbón. En esa época, ésta, como sus hermanas islas de la periferia Nagasaki, representaba uno de los lugares con más densidad de población del mundo. Estuvo habitada entre 1887 y 1974, año en el que se cerró la mina y dejó de tener intereses económicos y, por tanto, utilidad. Hoy en día, se puede visitar la isla en tours guiados.

10. Edificio abandonado del partido socialista búlgaro

Este edificio, que data de 1981, se construyó con motivo de un congreso celebrado por los socialistas búlgaros

Este asombroso edificio, con forma de platillo volante por fuera, es un conocido monumento representativo del comunismo búlgaro y un símbolo de la caída del sistema de los países del antiguo bloque soviético. Construido en 1981, el monumento fue abandonado tras la caída del Muro y del gobierno de Todor Zhivkov, 20 años después de su inauguración.

11. Pripyat, la ciudad radioactiva, Ucrania

La noria, que jamás llegó a inaugurarse, es uno de los símbolos de la ciudad abandonada de Pripyat

Otra de las ciudades fantasma que más nos llaman la atención es Pripyat, o Pripiat, situada en la región de Kiev, al norte de Ucrania. Se la recuerda como la ciudad radioactiva porque fue ahí donde tuvo lugar el que se conoce como peor accidente de la historia de la energía nuclear, el famoso incidente de Chernóbil y la explosión de uno de sus reactores de la central nuclear. Como es de imaginar, toda la ciudad se vio afectada y todos sus habitantes fueron evacuados.

12. Kolmanskop, Namibia

Kolmanskop fue, literalmente, engullida por la arena

En la ciudad africana de Namibia encontramos otro de los poblados fantasmas más alucinantes. Se le conoce como Kolmanskop, una ciudad que ha sido abandonada y enterrada bajo la arena. Hacia 1908, la ciudad era muy próspera porque se encontraban grandes cantidades de diamantes en las proximidades. A pesar de que esta época coincidiera con la Primera Guerra Mundial, esta localidad se mantuvo como uno de los lugares más ricos del continente. Sin embargo, con el tiempo, se fue dando un descenso en cuanto a hallazgo y comercio de diamantes y los habitantes de la ciudad empezaron a abandonar Kolmanskop. Así, en 1943, la base de operaciones de la empresa que comercializaba con las joyas se trasladó a otra ciudad y, tras 1956, con la salida de los últimos habitantes, Kolmanskop pasó a ser, definitivamente, la ciudad fantasma repleta de arena que hoy encontramos.