Tecnologías como Internet o las consolas como la Wii, son algo muy cotidiano en nuestro día a día que es difícil imaginar que hubo un momento en el que nadie tenía idea de que existiese algo parecido.

Hundimiento del Titanic

En 1898 Morgan Robertson publicó la novela Futility, la historia de un barco llamado Titán que sería el navío más grande del mundo y que, al igual que el RMS Titanic, catorce años después se hundiría al chocar en contra de un iceberg. La novela de Robertson tiene muchas coincidencias con el barco, el número de muertos por ejemplo; las víctimas en la ficción eran 2 mil 500 mientras que en abril de 1912 murieron 2 mil 223 pasajeros, el lugar donde se hundió, en el Atlántico norte a 400 millas de Terranova.

2.- Internet

A William Gibson, el cual se le considera el padre del ciberpunk, un movimiento que conjunta el desarrollo de las tecnologías de la información con la descomposición social, y fue el primero en desarrollar el concepto de ciberespacio para referirse al espacio virtual creado por las redes digitales. Su novela Neuromancer se considera una de las más importantes de la década, en ella se desarrollaron por primera vez el concepto de realidad virtual. Este libro publicado en 1984, hablaba del mundo virtual en el que los negocios y las relaciones humanas se llevaban a cabo a través de máquinas y cables. Lo que Gibson imaginó como una red global en la que las personas compartieran una nueva vida y todas las actividades humanas tuvieran su equivalencia se convirtió en lo que hoy conocemos como Internet.

Sputnik I

En 1945 el escritor de ciencia ficción Arthur Clarke publicó un artículo llamado Extra-terrestrial Relays en la revista Wireless World; en él explicaba como una red de satélites que orbitaran alrededor de la Tierra proveerían telecomunicaciones eficientes. La idea de Clarke se llevó a cabo doce años después cuando la Unión Soviética puso en órbita el satélite Sputnik I. De acuerdo a una entrevista posterior, Clarke creía que era imposible que los satélites se pusieran en órbita antes del fin del siglo XX por lo que no patentó el artículo y sólo cobró los 15 dólares que ofrecía la revista. En el libro "Las Fuentes del Paraíso" que escribió en 1959, Clarke planteaba la posibilidad de construir un ascensor espacial en el que se pudieran elevar cargas y personas hacia el espacio exterior. Aunque es una de sus ideas que no se ha llevado a cabo, la NASA aún contempla la posibilidad de poder construir una máquina similar.

11 de Septiembre

Aunque de una manera muy ambigua, no deja de ser curioso como en el cómic "el 35 aniversario de Mortadelo y Filemón", en la última viñeta de este cómic de Francisco Ibañez aparece una imágen de la Estatua de la Libertad, y al fondo un avión colisionando con una de las torres gemelas.

Contestador Automático

Robert Heinlein, como demostró con su televisión con un acuario dentro, fue un escritor de ciencia ficción que en sus libros imaginaba los dispositivos más raros. En 1942, en su libro Beyond the Horizon, Heinlein presentaba una especie de secretaria robot que era capaz de grabar las llamadas telefónicas. La primer máquina contestadora fue patentada en Japón en 1983. Otro de los artefactos favoritos de sus libros eran las camas de agua que aparecen en sus libros Double Star de 1956 y Stranger in a Strange Land de 1961. En 1968, Charles Hall, quien patentó un diseño de colchón de agua se mostró decepcionado debido a que su dispositivo no era tan bueno como el que había relatado Heinlein.

Nintendo Wii

En 1991 la revista Nintendo Power publicó las respuestas de sus lectores acerca de cómo sería su consola de video juegos ideal, Peterfor de Nueva York fue uno de los afortunados que vieron impresa su respuesta en la revista. En ella describía una consola muy parecida al Nintendo Wii que vería la luz en 2005. John Peterford imaginó un juego de 512 bits, muy parecido a los 512 megabytes con los que funciona la consola Wii; además de predecir controles con más de 20 botones, más de 20 millones de colores en pantalla (la consola permite ver más de 16 millones), y una banda que tuviera todas las canciones disponibles y un juego que se llamaría Mario Galaxy, mismo nombre usado para un título que apareció en 2007.

James Berry

Este periodista publicó en la revista Mechanix Illustrated un interesante artículo sobre como sería la vida en 2008, 40 años después, el cual comenzaba con un sorprendente.

"Son las 8 AM, Martes, 18 de Noviembre de 2008. Tú te diriges a una cita de negocios a 300 millas de distancia. Te deslizas en tu lustroso coche con cojines de aire, presionas una secuencia de botones y, los ordenadores del tráfico nacional, anotan tu destino, piensan en la situación del tráfico y le ordenan a tu coche salir del garaje. Manos libres, te sientas y comienzas a leer el periódico, que se emiten en un televisor en el panel del coche. Presionando los botones, cambias de páginas.

Todo esto recuerda claramente al GPS y a lectores tipo Kindle. Lo del coche que se maneja sólo aun no es posible, pero poco queda…

Ipod Touch

Orson Wells en su libro "When the Sleeper Wakes" escrito en el año 1899 hablaba de un dispositivo que cabía en la mano, cuadrado y con una pequeña pantalla, el cual servía para jugar a distintos juegos, pero sobretodo para escuchar música en una calidad excelente.

CD/DVD

En el libro "Triplanetary", escrito por E.E. Smith en el año 1934, cuenta la historia de los supervivientes tras un ataque de un gas tóxico a nivel mundial. Toda la información sobre la fabricación de este gas se encontraba en unos simples discos de aleación de platino.
Lógicamente ni los CDs ni los DVDs están hechos de este material, pero un pequeño disco que contiene información en 1934, era algo inimaginable.

Salvapantallas

Fue imaginado por Robert Heinlein en su libro "Extraño en una tierra extraña" en el año 1961, cuando todavía quedaban décadas para ser inventado. Heinlein habla de una pantalla de televisión, en la que cuando nadie la ve aparece un acuario con pececillos en su interior, algo que recuerda al famoso salvapantallas de Windows.

align=center]MIS COMUNIDADES[/align]