Al menos tres personas murieron a causa de las bajas temperaturas que se registran en el noreste de Estados Unidos, que en algunas zonas alcanzó hasta 30 grados bajo cero. Las víctimas se registraron en los estados de Wisconsin, Minesota e Illinois, según la cadena CNN. En Nueva York, las temperaturas llegaron al punto de congelar las fuentes de agua.