Hola amigos les traigo este aporte basado en el proceso de purificación del agua, el vital líquido que a diario consumimos y que además lo utilizamos para diversas actividades en cualquier lugar donde estemos. He aquí unos métodos sencillos que espero les sirva a todos y de esta manera aprendamos algo nuevo que mas adelante podamos enseñar a la nueva generación y así adoptar la cultura sobre cuidar este preciado líquido.

¿Cómo se purifica el agua? El agua es esencial para la vida, pero contiene impurezas suspendidas y disueltas en su estado natural que impiden que ésta sea adecuada para diferentes usos.

Un método casero para purificar el aguaes hervirla durante 5 minutos, ésto matará todos los organismo que causan enfermedades, aunque hervir el agua puede resultar caro para algunas familias de pocos recursos, por el combustible que se consume. Hervir el agua varía su sabor, este cambio de sabor no le apetece a muchas personas; además se debe tener cuidado en el proceso de enfriamiento, y se necesita un cuidado especial en su almacenamiento para mantenerla libre de contaminación.

Otra forma de purificar el agua es mediante el uso de los filtros de arena, aunque el filtrado no siempre quita todos los organismos que contiene el agua, una capa de carbón de leña ayuda a resolver el problema, pero es aconsejable hervir o esterilizar el agua filtrada o agregarle cloro.

Hay que ser cuidadoso con el cloro, si se le agrega demasiado, el agua sabrá mal, y al agregar poco se arriesga a no matar todos los gérmenes, por eso es recomendable verificar la cantidad a utilizar según las especificaciones del producto.

La luz del sol puede usarse para purificar el agua, este método mata todos los organismos que causan las enfermedades. Es un método popular, barato, simple, y de poco trabajo. Si se usa de forma correcta, el agua tratada es tan limpia como el agua hervida.

Este proceso se llama SODIS (desinfección solar). Para realizarlo se requiere de botellas de plástico transparentes de 1,5 litros, y que el agua que no esté demasiado turbia; se debe llenar una botella limpia con tres cuartos de su capacidad, taparla y agitarla durante unos segundos.

Filtro purificador de agua casero

Debe haber suficiente aire en el agua, ésta reacciona con la luz del sol y ayuda al proceso de purificación. Luego llenar el agua hasta el tope y acostarla en un lugar donde reciba luz solar directa por seis horas.

Cuando la botella esté caliente al tacto, se retira del sol y se guarda en un lugar donde se refresque, luego queda lista para su uso; con éste método el sabor del agua no cambia y no se necesita gastar combustible en el proceso de purificación.

El agua es tan importante en el mundo que merece y necesita protección. Es fuente de vida, sin ella no pueden vivir ni las plantas, ni los animales ni el ser humano.

Un 70% de nuestro cuerpo está constituido por agua; encontramos agua en la sangre, en la saliva, en el interior de nuestras células, entre cada uno de nuestros órganos, en nuestros tejidos e incluso, en los huesos.

El agua se encarga de acarrear nutrientes por todo nuestro cuerpo, ayuda a la digestión, incrernenta el nivel de energía y ayuda a controlar el peso metabolizando las grasas.

Dada su real importancia, el agua debe estar libre de substancias químicas y tóxicos, de lo contrario nuestro cuerpo filtraría estas toxinas que pueden causar efectos secundarios indeseables.

Es indispensable en la vida diaria:

· Uso doméstico: en la casa para lavar, cocinar, regar, lavar ropa, etc.

· Uso industrial: en la industria para curtir, fabricar alimentos, limpieza, generar electricidad, etc.

· Uso agrícola: en la agricultura para irrigar los campos.

· Uso ganadero: en la ganadería para dar de beber a los animales domésticos.

· En la acuicultura: para criar peces y otras especies.

. Uso medicinal: para curar enfermedades.

Uso deportivo: en los deportes como la natación, tabla hawaiana, esquí acuático, canotaje, etc.

· Uso municipal: en las ciudades para riego de parques y jardines.

En todas las actividades humanas el agua está presente: en la ciudad se utiliza para la alimentación, la higiene, el riego de parques, bosques y jardines, y para fines industriales.

Bien amigos es todo por hoy, un consejo sabio; cuidemos este vital líquido y enseñemos a las futuras generaciones a valorar lo que quizás mañana se puede acabar.