Dicen que las mujeres rusas son unas de las mas hogareñas, bonitas, cariñosas, bien educadas e inteligentes en todo el mundo.
Muchos hombres de distintos paises quieren encontrar pareja con chicas rusas para formar una familia feliz. ¿ Por que las chicas rusas buscan su felicidad al extranjero? ¿ Porque es tan popular casarse con una chica rusa? Intentaremos a responder a estas preguntas y como encontrar pareja con mujeres rusas.

Un poco sobre mentalidad rusa.
La vida en Rusia nunca fue nada facil. Hay muy poca gente que tiene dinero, la mayoria no lo tiene o tiene muy poco. Como los precios de los productos rusos son bajos (comparando con precios de Union Europea) la gente puede vivir con poco dinero, pero en general es "sobrevivir". Ahora aparecen empresas que pagan a sus empleados, pero aun no son muchas, los funccionarios en general tienen sueldo misero. Acostumbrados a "luchar por la vida" la gente primeramente puede aparecer demasiado preocupada, nerviosa. Pero en realidad los rusos son muy agradables y disponibles ayudar el uno al otro. A los rusos les gusta discutir sus problemas. Dicen, que hablando de un problema con alguien se puede conseguir mejor una solución. Reunidos con amigos hablan de trabajo. Acostumbran a vivir muy economicamente, no ir a comer fuera, divertirse poco. Eso pasa no por no quererlo, sino por no poder. Prefieren ahorrar el dinero para viajar durante las vacaciones, pero si descansan y viajan – acostumbren gastar dinero sin contar… Las relaciones familiares con los padres no son tan fuertes, como en el resto del mundo. En general muy pocas familias pueden ayudar a sus hijos, las relaciones mas fuertes son relaciones amigables. A los rusos les gusta reunirse con amigos, pasar las fiestas con amigos, viajar, comunicarse, conocer amigos muevos. En una situacion dificil lo mas probable es conseguir la ayuda de los amigos.
La mayoria de las mujeres rusas prefieren tener un hijo mas pronto que las mujeres occidentales, porque aun que trabajar los padres (abuelos) ellos podran ayudar a la familia joven durante el tiempo que la mujer tendra que cuidar el niño y no podra trabajar. Tener un hijo a las 20-25 años es normal para una chica rusa.
¿Por que las mujeres rusas se quieren marchar de su pais?
Las mujeres rusas son mas fuertes que los hombres, ellas aguantan todas las dificultades economicas de la vida. La mayoria de los hombres solucionan problema con vodka, asi todo el peso de la vida lo llevan las mujeres rusas. Claro que todas las chicas rusas quieren ser "debiles", queridas y poder compartir el hogar con un hombre. Dicen que si una persona no puede ser feliz en su pais – no podra ser feliz en ningun otro… Las chicas rusas si que encuentran su felicidad en extranjero y ademas hacen feliz a su hombre. ¿Paradoxal? ¿ Increible? Nada de eso. Las rusas estan felizes en su pais y marchando extrañan mucho a Rusia, su familia, sus amigos… En general ellas no buscan un camino facil, solo quieren vivir mejor que viven. No quieren llevarlo y aguantarlo todo ellas solas. Quieren tener una familia normal, feliz, tener los hijos, querer y ser queridas.

Búsqueda personalizada
Vida diaria de las mujeres rusas.
La vida diaria de la mayoría de las mujeres rusas es más o menos la misma para todas ellas. Una mujer rusa se levanta entre las 7-8 de la mañana o antes, dependiendo de los horarios de la empresa donde trabaja. Las fábricas normalmente empiezan a las 7-8 de la mañana y las oficinas y tiendas a las 9-10 de la mañana. Después de un desayuno sencillo (normalmente un sándwich con un té o un café), van a esperar el autobús, tranvía, trolebús o metro. La mayoría de los rusos viven en pisos en las afueras (ciudades dormitorio) y trabajan en el centro de la ciudad, por lo que se tardan entre 30 y 90 minutos en llegar al centro de trabajo. El transporte público siempre está atestado en las horas punta, y una no tiene muchas oportunidades de encontrar un asiento libre. La gente en el transporte está como sardinas en lata y están apretujados, tocándose unos a otros. Esto es algo normal y no hay nada que se pueda hacer. La gente en los trasportes públicos es siempre antipática e irritante, aunque si estás embarazada, tienes un bebe en brazos o eres muy mayor, siempre te ofrecerán un asiento. Los rusos son muy educados en estas situaciones. Normalmente el día laboral es de 8 horas con un descanso para almorzar de 30-60 minutos. Si la mujer rusa trabajara para una empresa estatal o fuera funcionaria, disfrutaría, además, de varias pausas para tomar té o café. Hay una disciplina más relajada en estas plantas y oficinas estatales y en cualquier momento se puede abandonar fácilmente el puesto de trabajo para solucionar algún problema personal. Trabajar para una empresa privada significa un mejor salario que trabajar para el estado, pero también significa el tener que hacer horas extra a menudo o al menos de vez en cuando. La mujer rusa sale de su trabajo sobre las 5-7 de la tarde y tiene que volver a su casa usando el mismo transporte atestado de gente. Tener un coche todavía se considera un lujo, e incluso si una familia tiene un coche, siempre es el marido el que lo conduce. El precio del coche nuevo más económico en Rusia es de 45.000 rublos y el salario medio de una mujer rusa es de 1850 rublos. Se podría permitir el lujo de un coche de segunda mano, pero es muy caro mantenerlo en la carretera. Además debería usar un parking de pago o bien tener un garaje privado. En ambos casos una mujer rusa media, se quedaría sin dinero. Usar el transporte público hace que una esté doblemente cansada. Durante la estación fría también te hará pasar frío, ya que no puedes moverte dentro y hace casi la misma temperatura en el interior que en le exterior. No hay calefacción en el transporte público. Si fuera el termómetro marca -20ºC, probablemente en el interior del autobús se esté a -18ºC. Podemos asegurar: el transporte público te deja exhausta. Después de llegar a su parada en su camino de regreso a casa, la mujer rusa normalmente acude a la tienda más cercana para comprar algo de comida: pan, leche y carne. Los rusos no hacen la compra una vez a la semana, sino a medida que la necesitan. Te tienes que llevar tus propias bolsas de plástico, ya que casi nunca dan bolsas de plástico gratis. Llevar la compra a casa tampoco hace que la mujer se pueda relajar, y aunque sean unos pocos kilos y unos centenares de metros, se deja notar. La mujer llega a casa completamente cansada. Si tiene un niño, debe ir a recogerlo de la guardería antes de regresar a casa. Si tiene una familia, debe hacer la comida para ellos. Cocinar en Rusia es más complicado y lleva más tiempo, no solamente por las recetas tan distintas, sino por la falta de productos pre-cocinados o semi-cocinados. Hay productos semi-cocinados en el mercado, pero casi todos son importados y, por lo tanto, caros. Después de la cena, la familia mira la televisión un par de horas y se van a la cama. Los rusos raramente salen a cenar,ni van al gimnasio, al cine o al teatro. El entretenimiento es caro y normalmente el ocio está limitado a leer, pasear o a visitar a amigos o a parientes los fines de semana. Generalmente, la vida diaria de una mujer rusa puede describirse como "casa-trabajo-casa" o bien "casa-trabajo-tiendas-casa". Usted puede decir que esa es también la vida normal en cualquier país occidental pero hay una gran diferencia: incluso las cosas más pequeñas, requieren en Rusia un esfuerzo mucho mayor. Comprar un litro de leche en el camino de vuelta a casa, puede llevarle a usted un par de minutos. En Rusia tardaría al menos 20 minutos. Esta "regla de tiempo" se puede aplicar a casi cualquier cosa. Otro aspecto de la vida diaria en Rusia: no la disfrutan. Una mujer rusa no se despierta para disfrutar de un nuevo día sino para lidiar con los problemas de hoy. Hay pocas comodidades y esta situación hace que halla poco felicidad. La vida diaria en Rusia es difícil, y probablemente es esa la razón por la que casi nunca sonrían. Rara vez verá una cara sonriente en un autobús o en las calles. De hecho, los visitantes extranjeros que vienen a Rusia, sin importar el país del que proceden, se dan cuenta de ello y se preguntan el por qué de esta falta de sonrisas.