‘La bestia’, el coche oficial del presidente de EE.UU., Barack Obama, que está valorado en más de 1 millón de dólares, es capaz de resistir el impacto de un misil e incluso un ataque nuclear.
Según informes que han aparecido en diferentes blogs, este automóvil, creación de General Motors, cuenta con un blindaje con aleación de acero, aluminio, titanio y cerámica, lo que hace que tenga un peso de hasta ocho toneladas.

Este peso hace que ‘La bestia’ no sea demasiado eficiente, consumiendo una media de un litro de combustible cada cuatro kilómetros. Tampoco es muy rápido, su velocidad máxima es de 100 kilómetros por hora y tarda unos 15 segundos en acelerar hasta ese punto.

Obama lo estrenó el mismo día que tomó posesión como como presidente de EE.UU., el 20 de enero de 2009.

El vehículo de casi seis metros de largo, cuenta además con un sistema de metralletas y cohetes de gas, para facilitar la huida en caso de que sea necesario.

Su interior es prácticamente impenetrable y, en caso de un ataque, sus puertas se sellarán herméticamente y comenzará a funcionar un sistema de reciclaje de oxígeno.

‘La bestia’ es también una ambulancia, ya que cuenta con un equipo médico de urgencia. La cabina está equipada con un centro de comunicaciones, computadoras, teléfonos, fax, conexión a Internet y satélites de posicionamiento y defensa, además de línea directa al Pentágono y la CIA.