Ya todos conocemos las bondades de la "magia" multitouch que nos puede ofrecer iOS mediante gestos preconfigurados. Estamos hablando de los "atajos" o acciones que nos permiten ejercer una acción de manera más rápida a como la haríamos normalmente. Y de igual manera que hay atajos de forma táctil, también los hay usando los botones físicos de nuestro iDevice. Estos dispositivos cuentan con tan pocos botones que es normal que algunos realicen una doble o incluso triple función.

Para los que ya tengas tablas en esto de manejar dispositivos con iOS, estas funciones no resultarán novedosas, pero para los más inexpertos, estos son los truquillos que todo el mundo debería conocer.

1. Usar el botón de inicio para escapar de todo

La mayor ventaja de un botón de inicio físico de los dispositivos iOS es que se puede usar como una vía de escape. No importa donde se estemos o lo que estemos haciendo, el botón inicio puede sacarnos de ahí. Así que si nos perdemos dentro una aplicación, o en las opciones, notificaciones,… lo único que tenemos que hacer es pulsar el botón de inicio. Sencillo pero muy útil.

Otra de las grandes funciones que podemos realizar con este botón es la multitarea. A ella podemos acceder pulsando dos veces seguidas el botón de inicio, lo que hará que se nos desplieguen las aplicaciones recientemente utilizadas y que están en segundo plano. Nos permite cerrarlas por completo. Desde ahí también controlaremos el bloqueo de la pantalla horizontal así como opciones del reproductor.

Si estamos dentro de una carpeta viendo las apps sólo tenemos que darle al botón de inicio para que se cierre dicha carpeta.

2. Utilizar los controles de volumen o los auriculares para hacer una foto

Normalmente, los botones de volumen incrementan el nivel de sonido de nuestro dispositivo, desde el volumen general al de la música o el vídeo que estemos escuchando. Sin embargo,al iniciar la aplicación de la cámara, estos botones se transforman en un botón de disparo, lo que nos permite tomar fotografías con una mayor versatilidad. Además, si tenemos los auriculares conectados y abrimos la aplicación de cámara, los botones de subir y bajar volumen de ellos también nos permiten hacer la foto.

3. Cómo hacer una captura de pantalla

Una vez que aprendes a hacer una, es difícil creer que haya alguien que no sepa hacer una. Pero ya que Apple no lo especifica y es una de las cosas más útiles que hay, la ponemos. Para conseguir hacer una captura de nuestra pantalla en cualquier momento con nuestro iPhone, iPad o iPod Touch, basta con presionar simultáneamente los botones de bloqueo e inicio. En la pantalla aparecerá como un flashazo y ya tendremos nuestra captura guardada en el carrete.

4. Botón home para hacer Zoom, VoiceOver y opciones de accesibilidad

Al pulsar el botón de inicio una vez, nos lleva de vuelta a la pantalla inicial. Si se mantiene pulsado, abre Siri. Si lo pulsamos rápidamente dos veces, abre la multitarea pero, ¿Qué pasa cuando lo pulsamos tres veces? Está opción la podemos configurar desde Ajustes>General>Accesibilidad>Clic triple en Inicio. Desde ahí podemos elegir cual de las cuatro opciones de accesibilidad (VoiceOver, Invertir colores, Zoom y AssistiveTouch) queremos que se ejecute cuando hagamos triple clic en el botón de inicio. Podemos configurar la rapidez con la que tenemos que hacer los tres clics para que se ajuste a la perfección.

5. Cómo entrar en modo DFU con los botones de inicio y bloqueo

El modo DFU (Device Firmware Update), que significa actualización del firmware del dispositivo, es un paso más allá del modo de recuperación, y algo que sólo tendremos que hacer de forma excepcional. Esto podría ser necesario cuando queremos hacer el downgrade de iOS 7 a iOS 6 o hacer el jailbreak. Si estamos trasteando con el software de nuestro iPhone, iPod touch o iPad, y simplemente no podemos conseguir que funcione, el modo DFU puede ser nuestro mejor amigo. No es recomendable usarlo si no tenemos razón para ello, pero es importate saber que existe.

Para usarlo únicamente tenemos que mantener pulsados unos diez segundos el botón de bloqueo y el de inicio (como si fuéramos a hacer una captura de pantalla, pero manteniéndolos presionados). La pantallá se quedará en negro. Después de esto dejamos de presionar el botón de bloqueo y mantenemos pulsado el botón de inicio y nos aparecerá el logo de Apple y acto seguido el cable con el logo de iTunes, que nos indicará que ya está en modo de recuperación.

6-. Colgar y silenciar llamadas