La preocupación principal de los científicos son los parabenos, compuestos químicos que se encuentran en los antitranspirantes


"La causa número uno de cáncer de seno es el uso de antitranspirantes". Desde hace un par de años muchos mails y artículos con datos alarmantes (y falsos, obviamente) como éste circulan por internet, provocando confusión y miedo. ¿Cuál es la verdadera relación entre los antitranspirantes, los parabenos y el cáncer?

Un nuevo hallazgo

La creencia de que los antitranspirantes causan cáncer está basada en diversos estudios que han encontrado parabenos (compuestos químicos utilizados en los antitranspirantes y desodorantes) en tumores extirpados del seno. Sin embargo, un nuevo estudio publicado en el Diario de Toxicología Aplicada (Journal of Applied Toxicology), encontró que el parabeno está presente en el 99% de los tumores de seno, aún cuando la paciente no use antitranspirante o desodorante.

Si las mujeres que participaron en el estudio tuvieron cáncer, y su tumor contenía parabenos, pero no usaban antitranspirante… ¿cómo entró este químico a su cuerpo? Los parabenos están en muchísimos productos b>cosméticos, como shampoos, cremas, maquillajes e incluso en la comida. Aparecen en las etiquetas como "metilparabeno", etilparabeno", "propilparabeno" o "butilparabeno".

Los parabenos imitan el comportamiento del estrógeno, según el sitio webmd.com. La exposición prolongada a esta hormona está asociada con el riesgo de cáncer de seno, y ahora los científicos se preguntan si los parabenos también pueden aumentar las posibilidades de contraer cáncer.

El veredicto

¿Debes preocuparte? El sitio online de la Sociedad Americana de Cáncer publicó que no existe suficiente evidencia médica ni científica para declarar que el uso de antitranspirantes, desodorantes y otros productos cosméticos que contengan parabenos puede provocar cáncer.

El Instituto Nacional de Cáncer de Estados Unidos indica lo mismo y advierte que las variables como contar con historia familiar de cáncer y el uso de anticonceptivos orales tienen mucha más evidencia para ser consideradas como factores de riesgo.

Por otro lado, el sitio webmd.com deja a consideración del consumidor la decisión de seguir utilizando productos con parabenos: los estudios sobre la relación entre antitranspirantes y desodorantes han arrojado resultados contradictorios y se necesita investigar más para descartar todas las posibilidades.