Una de las peticiones que con más ahínco se están haciendo al futuro Presidente del Gobierno, es que derogue la Ley del Aborto. Me parece estupendo y aplaudo la petición. Pero de lo que no se habla, o se habla menos, es de la Ley de Reproducción Asistida. Yo no recuerdo manifestación alguna reciente contra esta Ley, ni sé si la habido alguna vez, y, sin embargo, cuántas vidas se destruyen al año por aplicación de esta Ley.

José María Solanges Miquel
La Comisión de Familia y Vida de la Conferencia Episcopal Peruana hizo un llamado a decir "no a la mentira del aborto, al engaño de la fertilización in Vitro, a la infame manipulación de embriones" pues "comportan la muerte de un ser humano".

Nosotros, en la línea del autor de esta carta, decimos que es tan grave moralmente matar en un aborto quirúrgico como eliminar embriones por medio de la FIV.

La fecundación in vitro (FIV) es una alternativa, de uso ya común, a la función procreadora humana. Alternativa que creo no es aceptada por la Iglesia Católica, ya que la procreación, en este caso, no se realiza como fruto del amor de una mujer y un hombre, sino por la manipulación científica. Este sistema de fecundación trae consigo un excedente de embriones que se cuentan por varios millares (en España se calcula que hay alrededor de 500.000 embriones congelados).

¿Es correcto hablar de pre-embriones?: No desde la ciencia. Este término no es científico sino ideológico.Se utiliza en la Ley de Técnicas de Reproducción Humana Asistida. Mediante esa "artimaña" se pretende despojar al nuevo ser humano en su estado embrionario incipiente de toda su dignidad y de esta manera el embrión queda transformado en una "cosa" que se puede utilizar y manipular a nuestro antojo… y sin aparentes trabas éticas (de esta manera se pretende engañar a la opinión pública y justificar determinadas investigaciones).
Experimentar y eliminar embriones por selección y descarte, es eliminar jovencísimos seres humanos.

Y ¿qué se hace con ellos? Es la pareja quien decide, y tiene cuatro opciones: guardarlos para ellos para futuros tratamientos; darlos en adopción a otras parejas; cederlos a la ciencia para "investigación"; o directamente destruirlos, destino éste el más frecuente. Y ¿qué es lo que se destruye? UNA VIDA, cada embrión fecundado es una nueva vida.

Así que, la Ley de Reproducción Asistida, ampara el aborto cuyo número no sé si lo recogen las estadísticas que se publican con frecuencia del número de abortos realizados en un período determinado de tiempo.

BBC Mundo

El método de fertilización in vitro (una técnica de asistencia reproductiva) genera una cantidad de embriones de los cuales sólo unos cuantos son elegidos para intentar implantar en el útero de la mujer que busca quedar embarazada.

Al final del proceso, los embriones sobrantes son congelados y la pareja para la cual fueron producidos tiene la potestad sobre qué hacer con ellos: entregarlos para implantarlos en otra mujer que los lleve a término, ponerlos al servicio de la investigación científica o desecharlos. La mayoría son desechados, o sea, matados. ¿Quién se manifiesta contra este tipo de abortos, hoy tan numerosos?

Para que desaparezca esta lacra del "asesinato" de nuevas vidas, exijamos al nuevo Gobierno que derogue, no sólo las diferentes leyes que amparan el aborto, sino también la LRA, culpable de la muerte de tantos embriones fecundados (seres humanos embrionarios).

Gracias por entrar!