Alimentos Rejuvenecedores 100% Naturales

Rejuvenecedor y Limpiador Facial de Tomate y Leche

Los tomates son una fuente muy abundante de vitamina A, B (también ácido fólico) y C. También poseen potasio, magnesio y un muy poderoso antioxidante: el licopeno.

Esta receta facial tiene un alto contenido en ácidos naturales, el ácido láctico de la leche combinado con el ácido de frutas del tomate que le dan un suave efecto de peeling.

Conviene probarla en la cara interna de la muñeca antes de colocarla en nuestro rostro para descubrir si existe cualquier posible reacción alérgica.

Ingredientes:

1/2 taza de puré de tomates. (Lo podemos hacer quitándole las semillas a los tomates naturales y procesándolos. También sirve el enlatado.)

1/2 taza de leche entera fresca.

Preparación:

Combinar con suavidad los dos ingredientes hasta que se integren totalmente. Guardar en la heladera.

Se aplica una o dos veces por día sobre el rostro y el cuello con algodón o gasa, cubriendo bien toda la superficie. Se deja actuar un mínimo de 10 minutos para que produzca su mejor efecto de limpieza, peeling y nutrición facial.

Retiramos con agua pura.

Repetimos el tratamiento durante una semana.

La mezcla dura unas seis horas en el frío. Conviene ajustar las cantidades a la dosis que usamos para nuestro tratamiento diario.

No es adecuado recibir el sol de pleno mientras estemos realizando este tratamiento.

Jugos rejuvenecedores:

Existen sustancias en los alimentos que, ayudan a mejorar la salud general del organismo y hasta la textura de la piel haciendo que ésta se vea suave y tersa.

Estas sustancias reciben el nombre de antioxidantes. La acción de los antioxidantes es importante, ya que combaten los radicales libres que provocan la degeneración y muerte celular.

A continuación se presentan batidos y zumos que, por sus ingredientes antioxidantes, son considerados como bebidas rejuvenecedores y antiedad

Batido tropical antiedad

Ingredientes:
1/4 de taza de piña fresca.
1/2 naranja
1/2 mandarina
1 rodaja de manzana
1/2 plátano amarillo

Preparación

Lavar, pelar y cortar los diferentes ingredientes. Ponerlos en la batidora y luego batir a alta velocidad por unos instantes. Tomar preferiblemente por la mañana.

Jugo depurativo rejuvenecedor

Ingredientes:
1 naranja
2 rabanitos
1 zanahoria.
1/2 pepino
1 rama de apio
1 cucharadita de azucar

Preparación

Lavar, partir y extraer el jugo de la naranja. Pasar por la batidora los rabanitos, la zanahoria, el pepino y el apio. Añadir el jugo de la naranja, remover y después agregar el edulcorante.

Mix antedad

Ingredientes:
1/2 taza de yogur desnatado sabor natural
1/2 naranja
1 /4 de taza de melocotón
1/2 taza de fresas congeladas y endulzadas con azucar.

Preparación

Lavar, pelar y cortar por la mitad de la naranja. Colocar los ingredientes en la batidora y luego batir a alta velocidad por unos instantes. Beber un vaso al día.

Batido de fresas y kiwi rejuvenecedor

Ingredientes
1 manzana.
1/2 pomelo.
1/2 limón
1 zanahoria.
1 kiwi
2 cucharadas de hielo picado.

Preparación

Lavar, pelar y cortar en trocitos la manzana, la zanahoria y el kiwi. Colocar estos ingredientes en la batidora Agregar el zumo del pomelo y del limón y diluir con el hielo picado. Mezclar bien y servir.

Zumo de kiwi y naranja rejuvenecedor

Ingredientes
2 de tazas de zumo de naranja
1 kiwi mediano pelado y partido en dos mitades
1 taza de fresas
1 taza de cubitos de hielo.

Preparación

Lavar, pelar y partir en dos mitades el kiwi. Colocar todos los ingredientes en la batidora. Batir a alta velocidad por unos instantes.

Zumo de albaricoque antiedad

Ingredientes
3 albaricoques
1 plátano amarillo llamado también banano
1 puñado de cerezas
Zumo de 1/2 limón
1 cucharada de edulcorante

Preparación

Lavar y pelar los albaricoques. Eliminar las semillas de los albaricoques y las cerezas Pasar por la batidora el plátano y mezclar con el zumo de limón y el edulcorante. Añadir el resto de los ingredientes a la batidora.

La Remolacha, Anticancerígena y Rejuvenecedora

Características de la remolacha: La Remolacha (Beta vulgaris) es una planta de la familia de las Amarantáceas, originaria del sur de Europa y, según la opinión más generalizada, de Italia. Procede de la especie silvestre Beta maritima Linn , que crece libremente en muchas zonas marítimas del sur de Europa y norte de África. Esta especie no es comestible y solo se ha utilizado como planta medicinal. Las remolachas fueron utilizadas en la antigüedad, cuando no solamente se consumía la raíz sino las hojas que tienen un sabor semejante a las espinacas y que todavía siguen comiéndose en Francia. Fue a partir del siglo XIX cuando se abandono su uso como alimento y se destino fundamentalmente a la producción de azúcar o la extracción de alcohol.

Existen varias variedades de remolacha, entre las que destacan la remolacha roja y la remolacha blanca o remolacha alargada. Ambas son muy ricas en azúcar que es mucho más asimilable que el de la caña de azúcar. También son muy ricas en almidón. Ambas poseen raíces comestibles y sus hojas pueden usarse como verdura. Siendo mucho más sabrosa, la remolacha roja es la que se destina generalmente a la alimentación como hortaliza fresca, mientras que la blanca se destina fundamentalmente a la producción de azúcar o a la alimentación animal.

Propiedades alimentarias y medicinales de la remolacha roja

Desde un punto de vista dietético, la remolacha roja es la más interesante por sus propiedades medicinales. Destaca por ser un potente anticancerígeno, virtud que deriva de su riqueza en flavonoides, principalmente por el pigmento rojo betanina. Se ha demostrado que la ingestión de esta planta inhibe y previene la aparición o el crecimiento de tumores cancerígenos, tal como constató el doctor húngaro Alexander Frerenegi en sus experimentos llevados a cabo en animales y personas. Aquellos que comían mucha remolacha desarrollaban muchos menos tumores que los que no lo hacían y los enfermos de cáncer mejoraban y resistían durante más tiempo a la enfermedad si comían remolacha cruda o polvos de remolacha. Así pues, resulta muy interesante comer este alimento crudo en combinación con otras plantas que ayudan a depurar el organismo y prevenir esta terrible enfermedad: tomates, cebollas o pepinos, por ejemplo. Por su contenido en folatos resulta ideal para prevenir enfermedades del corazón.

Este alimento constituye un muy buen mineralizante del organismo. Es rico en hierro lo que la hace muy interesante para su consumo en las mujeres, quienes necesitan fundamentalmente este elemento durante el embarazo y durante la menstruación, dos momentos en que se precisa más aporte de este mineral. La ingestión de este mineral, que resulta esencial en la producción de hemoglobina, se hace también necesaria en otros momentos como la presencia de anemias, leucemia o transfusiones muy habituales.

Es, además, un vegetal con propiedades rejuvenecedoras, cuyo consumo puede mantener la juventud durante más tiempo. Esta propiedad viene aportada por la presencia del ácido fólico, del cual esta planta es una de las que posee en más cantidad. Este ácido contribuye a la creación de células nuevas y también, junto con el hierro, en la producción de glóbulos rojos. También interviene en la creación del aminoácido metionina, cuya existencia es necesaria para la buena salud del cabello, las uñas o la piel. Su consumo hace que nuestra piel tenga un aspecto más joven y más sano. También hay que mencionar su participación en la producción de la hormona dopamina, que nos previene del malhumor y de los síntomas depresivos. Otro de los elementos rejuvenecedores es el silicio, muy importante para la buena salud de los huesos, las arterias y la piel. Para aprovecharnos de estas propiedades es conveniente comer este alimento crudo, dado que el ácido fólico se pierde con la cocción.

Hay que destacar su riqueza en fibras muy útil para vaciar el intestino y prevenir el estreñimiento. En general resulta digerible e incluso ayuda a asimilar el resto de alimentos ya que su riqueza en rubidio incrementa los jugos gástricos. No obstante, hay que tener en consideración que no resulta muy adecuado para los que posean un estómago frágil o los que tengan tendencia a desarrollar acidez o gases.

Por su riqueza en sodio tampoco deben abusar de su consumo los que deben tomar una dieta sin sal, si bien su riqueza en potasio neutraliza en parte su contenido en sodio. También deberían ser prudentes en su utilización aquellas personas que tengan tendencia a producir piedras en el riñón, puesto que su riqueza en oxalatos, al igual que ocurre con las espinacas, no beneficia a este órgano en absoluto.

Es un alimento muy adecuado para los que sufran retención de líquidos, por lo que deberán comerlo habitualmente los obesos o artríticos o quienes pretendan rebajar peso. No solamente depura los riñones, sino también la sangre al resultar alcalinizante elimina la acidez corporal y ayuda al hígado en su función depurativo, hecho que lo hace muy interesante para que sea consumido por enfermos de hígado.

Estimula el cerebro y elimina las toxinas que en él se puedan acumular por lo que ayuda a mantener una buena salud mental y prevenir el envejecimiento precoz.

Por su riqueza en hidratos de carbono es un alimento muy enérgico, aunque fácilmente asimilable. Debería consumirse en combinación con otras verduras y no con otros alimentos muy calóricos o ricos en hidratos para evitar una excesiva acumulación de los mismos. Siempre que sea posible debería comerse crudo en ensaladas en combinación con otras verduras u hortalizas. Resulta también ideal tomarlo en forma de zumos, mezclado con el de otras frutas como la manzana u hortalizas como la zanahoria.

Composición de las remolachas rojas por cada 100 gr.

Agua: 87,5 gr.
Calorías: 43 Kcal
Grasa: 0,17 gr.
Proteína: 1, 61 gr.
Hidratos de carbono: 9, 56 gr.
Fibra: 2 ,8 gr.
Potasio: 325 mg
Sodio: 78 mg
Fósforo: 40 mg
Calcio: 16 mg
Magnesio: 23 mg
Hierro: 0,80 mg
Zinc: 0,35 mg
Vitamina C: 4, 9 mg
Vitamina B2: 0, 040 mg
Vitamina B6: 0, 067 mg
Vitamina A: 36 IU
Vitamina E: 0, 300 mg
Folacina: 109 mcg
Niacina: 0. 334 mg

Rosa Mosqueta: Un Rejuvenecedor Natural

De acuerdo a las últimas conclusiones científicas es uno de los regeneradores dérmicos más poderosos que existen, sin efectos peligrosos y con la única contraindicación de que dado su alto contenido en lípidos no es recomendable en pieles grasas o con acné.

Sus usos no se agotan en las arrugas, es altamente beneficioso en caso de estrías, quemaduras, cicatrices, queloides y manchas cutáneas debidas a varices o derrames.

El aceite se aplica por gotas, sobre la zona afectada y se masajea suavemente hasta que penetre en la piel, en una rutina que un mes da resultados sorprendentes. Su poder regenerador se debe a la presencia de ácidos grasos como el linoleico, oleico, y araquidónico, nutrientes vitales en la formación de la membrana de las células, los mecanismos de defensa y el crecimiento de la piel.

Un masaje con aceite de rosa mosqueta también sirve para luego de una exposición al sol, u otros agentes externos como el viento y el frío, factores estos que resecan profundamente la piel.

En el caso de las mujeres embarazadas la cosmiatría recomienda suaves masajes en los pechos y el abdomen durante el último trimestre de gestación para evitar la aparición de estrías.

El ginkgo biloba: un poderoso rejuvenecedor natural

Las últimas investigaciones científicas demuestran que el consumo de gingko biloba aporta una combinación única de sustancias que funcionan como un magnífico antioxidante capaz de atenuar los signos del envejecimiento en el organismo.

Ventajas y contraindicaciones

El gingkgo biloba es una de las especies arbóreas más antiguas en nuestro planeta. Desde tiempos remotos, las culturas milenarias han aprovechado sus cualidades para mejorar la salud. La ciencia moderna ha descubierto elementos denominados ginkgólidos que le son únicos dentro del mundo vegetal. Las sustancias que presenta esta especie incluyen vitamina C, azúcares, fenoles y terpenos que, combinados con los flavonoides, se transforman en una barrera natural para disminuir los efectos de la oxidación en las células.

Como todo antioxidante, protege al organismo de la acción de los radicales libres que constituyen la causa basal de toda degeneración celular. En esto se incluye la pérdida de neuronas y la obstrucción de vasos sanguíneos a nivel cerebral y cardíaco. Por lo tanto el consumo de gingko logra, en el sistema nervioso, desacelerar la reducción de las funciones mentales y mejorar la memoria y, dentro del aparato circulatorio, optimizar el flujo sanguíneo en todos los niveles y combatir la coagulación de plaquetas. Ventajas muy interesantes sobre todo en personas de edad avanzada.

Al igual que con cualquier otro producto natural, un exceso puede provocar vómitos, diarreas y dermatitis. Se desaconseja su uso en combinación con anti-depresivos, anti-coagulantes y anti-inflamatorios o en situación de embarazo. Una sustancia eficaz y poderosa que, utilizada con precaución puede ayudar notablemente a mejorar la calidad de vida.

La naturaleza es sabia y muy amable, ofreciéndonos un sin fin de productos naturales, que nos otorgan infinidad de beneficios, pero por desgracia, no siempre sabemos aprovecharlos y lo que es peor, no sabemos agradecerlo.

Existen ciertos alimentos, que son capaces de rejuvenecer nuestro organismo y nuestro cuerpo, tanto por fuera como por dentro. Algo que hoy día, le cuesta conseguir más a nuestro bolsillo, que a otra cosa. Sin dejar de lado el hecho de que algunos tratamientos, poseen efectos secundarios.

Por ejemplo, los arándanos retrasan el envejecimiento de las células, debido a que son antioxidantes. Además, protegen al organismo contra en cáncer.

Los pescados, gracias a su alto nivel de ácidos grasos brindan protección al corazón, mantienen el grado de colesterol del organismo y aportan gran cantidad de vitaminas.

Los vegetales verdes son ricos en fibra, vitaminas C y K, ácido fólico, calcio, magnesio, hierro y potasio. Los cereales integrales son eficaces en el control de la hipertensión, previenen problemas cardíacos, combaten la constipación, la diabetes y la obesidad

Las nueces son ricas en proteínas, magnesio y vitaminas, previenen el cáncer y protegen al corazón. Como veis una dieta equilibrada y con varios de estos alimentos, puede conseguir que tengamos un cuerpo y una vida, sanos.

Son muchos los productos en el mercado destinados a mantener su piel linda, joven y sin arrugas. Pero pocos conocen que existen una diversidad de alimentos con propiedades rejuvenecedores y que consiguen actuar de la misma manera o hasta en casos de mejor manera que las cremas que podemos encontrar en las tiendas de cosméticos y farmacias.

De acuerdo con nutricionistas y especialistas en la piel es posible apenas con una alimentación balanceada garantizar algunos años más de juventud. Todos conocemos la historia de que somos lo que comemos, la frase se refiere a como un alimento se refleja en nuestro cuerpo de forma positiva. Para la piel por ejemplo frutas, pescados, granos y vegetales que poseen nutrientes como por ejemplo el Omega 3, vitaminas C y E así como el licopeno actúan como agentes antioxidantes o inhibidores de los radicales libres.

Los radicales libres son electrones mal "ordenados" que atacan negativamente nuestro cuerpo sea piel, órganos y cabello. Cuando nos alimentamos bien con los alimentos correctos los radicales libres dejan de actuar solos y se transforman, así ellos pierden el poder nocivo. Por ejemplo las vitaminas C y E se conectan con los electrones aislados y anulan las funciones perjudiciales de ellos.

En contrapartida a los beneficios que algunos alimentos garantizan a la piel los especialistas afirman que otros alimentos tienen un efecto totalmente contrario. Las grasas trans, grasas saturadas y los alimentos muy expuestos al fuego/humo como por ejemplo carnes asadas son malos para el cuerpo. Los nutricionistas explican que muchos factores son responsables por la perdida de la vitalidad en los tejidos tales como el uso de substancias tóxicas, fumar, alcohol y el desequilibrio nutricional.

Así si estamos en la duda de como organizar nuestras comidas para conseguir los beneficios de los alimentos, tenemos una dieta perfecta para mejorar ampliamente nuestra piel:

Desayuno – En la primera comida del día debemos consumir una fruta con mucho liquido como por ejemplo el mango, 1 vaso de 200 mililitros de jugo de naranja, 3 cucharas de un mix de trigo, lino y avena.

Luego entre el desayuno y el almuerzo debemos comer dos castañas, que pueden ser dependiendo de que región estemos de pará, cajú o cualquier otra castaña, si no tenemos castañas podremos substituirlas por dos almendras o avellanas.

Almuerzo – 1 porción de arroz integral, 1 porción de granos como lentejas o garbanzos, 1 proteína (pescado, pollo, carne) y una ensalada de hojas oscuras.

Té – Paté de sardinas con pan integral

Cena – Crema de calabaza

Con esta dieta durante un mes ya vamos a notar como nuestra piel cambia substancialmente en aspectos como flexibilidad, humedad, etc.

Se consideran estos alimentos como retrasadores de envejecimiento:

Açai: Esta baya, dice el Dr. es una de los alimentos más nutritivos y energizantes del mundo. Es difícil encontrar esta fruta, pero puedes adquirirla en forma de zumo en tiendas gourmets o dietéticas.

Cualquier alimento de la familia Allium: Ajos, cebollas, puerros, cebolletas, cebollinos, chalotas, pueden ayudar al hígado a eliminar toxinas y carcinógenos.

Cebada: Se puede tomar en el desayuno como cereal, en sopas y guisados y como substituto del arroz. La cebada, además, tiene un alto contenido en fibra, ayudando a metabolizar las grasas, el colesterol y los carbohidratos.

Cereales (green foods): Como el trigo y la cebada, proporcionan mayor cantidad de nutrientes que los vegetales de hojas verdes. Ayudan a controlar el colesterol, la presión sanguínea y el sistema inmunológico.

Trigo sarraceno: semillas y granos: Alimento cargado de proteínas, alto en aminoácidos, estabiliza la presión sanguínea y reduce la hipertensión.

Legumbres: Habichuelas, garbanzos, lentejas, guisantes, soja…Puede reducir el colesterol, proporcionando antioxidantes, ácido fólico y potasio.

Pimientos y guindillas (bell & chilli peppers): Los pimientos, picantes o no, tienen el doble de vitamina C que los cítricos y actúan como potentes quemadores de grasa.

Frutos secos y semillas: No te puedes equivocar tomando un puñado de frutos secos: nueces, avellanas, almendras, macadamia, pipas… que contienen Omega 3, esencial para el corazón. Mejor crudos y sin sal.

Brotes: Van bien con muchos platos y son una importante fuente de proteínas y vitamina C. Prueba a añadirlos en algunos de tus platos y tu sistema inmunológico mejorará notablemente.

Yogurt y Kefir: Estos alimentos contienen bacterias saludables que apoyan a la función inmune del organismo y el calcio que contienen quema las grasas. Pruébalos en un batido.

Germen de Trigo: tiene gran riqueza de minerales, vitaminas y proteínas. El germen es la parte más nutritiva del grano de trigo, contiene vitamina E, A y B, cinc, cloro, manganeso, fósforo y azufre. Se recomienda en caso de cansancio intelectual, para prevenir la arteriosclerosis, cuando el colesterol está alto, en la depresión y en los trastornos intestinales o digestivos. Se puede tomar con los cereales en el desayuno, espolvoreado en la ensalada, zumos, arroz integral,sopas,a razón de 2 cdas por día.

Miel: posee un 75% de glúcidos (fructosa, glucosa, dextrina, sacarosa), un 20% de agua, aminoácidos esenciales, ácidos orgánicos, sales minerales y oligoelementos (potasio, sodio, calcio, magnesio, hierro, fósforo, azufre, cloro), vitaminas de todo tipo excepto la vitamina A, algunos enzimas digestivos, sustancias antibióticas y polen.

Existen alimentos que si son incluidos dentro de nuestra dieta diaria, gracias a sus efectos 100% naturales pueden ayudarnos a rejuvenecer tanto física como mentalmente. Estos son los poderosos alimentos conocidos como "antiaging".

Más y más alimentos:

Frutas rojas. Algunas frutas rojas como las bayas silvestres (fresas, arándanos, moras y frambuesas) son antioxidantes por excelencia. Por lo que sus carotenoides y melatonina frenan el paso del tiempo. Incluir una pequeña porción en nuestra dieta nos ayudará a disminuir los estragos del paso del tiempo.

Brócoli. Considerado como el elixir de la juventud, el brócoli contiene un gran poder antioxidante. Protege la piel gracias a sus altas dosis de agua, betacaroteno, vitaminas A, B y C, calcio y hierro. Comerlo diariamente crudo o al vapor, también ayudará a disminuir las probabilidades de cáncer de mama.

Té Verde. Sus antioxidantes son más potentes que las vitaminas E o C, por ello es recomendable tomarlo regularmente si quieres verte siempre joven. Otra de sus grandes ventajas es que contribuye a quemar grasas.

Chocolate. Además de su sabor irresistible y tentador, el chocolate contiene alrededor de 30 elementos antioxidantes que detienen el paso del tiempo y resguardan la salud de tu corazón. Sin embargo se recomienda ingerirlo con mesura para cuidar y proteger el peso.

Aguacate o palta Al igual que el aceite de oliva, el aguacate es una de las principales fuentes antiaging. Es rico en ácidos grasos Omega-3, Omega-9, Omega-t y Omega-6, además de ser sumamente beneficioso para la piel. Inclúyelo en ensaladas y como complemento de otros platillos.

Arroz y avena. El arroz integral es fuente de fibra y antioxidantes; además, desintoxica al tiempo que provee al organismo de los 12 aminoácidos esenciales. Por su parte, la avena es perfecta para mantener el cutis hidratado.

Salmón. El salmón es el alimento con un gran efecto positivo en el cutis. Su aporte de Omega-3 y grasas saludables mantiene los tejidos en perfectas condiciones, controla el colesterol y los triglicéridos.

Uvas. Es una de las frutas con más beneficios antiaging gracias al resveratrol, sustancia que protege a las células de los radicales libres y las mantiene jóvenes. Se pueden consumir solas o en vino, aunque también se pueden ingerir cápsulas de resveratrol.

Cúrcuma. Ha sido bautizada por el célebre doctor Nicholas Perricone como la especia de la larga vida y es que la cúrcuma es un potente antiinflamatorio capaz de combatir las líneas de expresión. Inclúyela en tu dieta diaria como sazonador en sopas, omeletes y ensaladas.

Mariscos: como el calamar, el pulpo, el mejillón y las almejas. Contienen grandes cantidades de zinc y selenio, los cuales favorecen evitando procesos degenerativos de articulaciones y tejidos

Pipas de Girasol:

Una investigación realizada por la Universidad Politécnica de Virginia ha arrojado que las pipas de girasol tienen propiedades que las convierten en alimentos muy buenos para el cuidado del corazón y que pueden ser consideras para el antienvejecimiento.

Los estudios indican contienen el 76 por ciento de la cantidad por día recomendada para el consumo de vitamina E. Además, contienen cantidades elevadas de vitamina B y goza de nutrientes que sirven para combatir y prevenir las enfermedades del corazón como el ácido fólico y el magnesio. Esto convierte a las pipas de girasol en un alimento completamente sano.

Asimismo, es rico en antioxidante que mejora el desenvolvimiento del organismo en las tareas diarias. Brindando mejor resistencia, haciendo al cuerpo menos vulnerable al cansancio y mejorando la actividad mental.

El Aloe Vera como antioxidante

El aloe vera posee más de 200 principios activos beneficiosos para la salud, ello se debe a su singular composición química, pues es rico entre otras sustancias en vitaminas A, C y E, aminoácidos, enzimas, minerales (entre los que se encuentra el cobre, el zinc y el selenio), oligoelementos, mono y polisacáricos, antraquinonas, ligninas, saponinas… es un cóctel nutracéutico que gracias a la acción sinérgica de todos sus componentes posee propiedades antiinflamatorias, antiulcerosas, hipoglucemiantes, antitumorales y especialmente antioxidantes.

Es un producto ideal para prevenir numerosas enfermedades (cómo en cáncer) evitables asociadas a la acción de los radicales libres, más frecuentes en personas de avanzada edad, sobre todo las asociadas con la degereración macular, enfermedades renales o hepáticas, hipertrofias de próstata, envejecimiento prematuro, diabetes, artrosis, etc.

Jarabe de Aloe Vera:

Preparación:

Dos hojas grandes (o más o menos pequeñas) de esa planta, que no sean ni muy viejas ni muy jóvenes (peso total de unos 300 gramos).

Tras lavarlas (para quitarles el polvo ), quitar las espinas del borde y recortar ligeramente sus rebordes.

-Medio kilo de miel.

-Siete u ocho cucharadas de coñac o de whisky (en otras recetas se indican solamente 3 o 4 cucharadas)

Pasar todo ello por una batidora durante uno o dos minutos.

Resultará una especie de bebida cremosa. Su sabor es poco extraño, pero no sabe mal.

Antes de tomarlo <<agitar>> el frasco ( para que se mezclen bien los diversos componentes). Tomar una cucharada de este jarabe tres veces al día: mañana, mediodía y cena, de un cuarto de hora a una media hora antes de tomar cualquier otro alimento. La cantidad de la preparación indicada puede durar unos diez días. No sólo prevenirá enfermedades, sino que bloqueará enfermedades degenerativas como el cáncer. Debido a su gran poder antioxidante, también retardará el proceso de envejecimiento.