Los problemas de obesidad y sobrepeso se presentan a diario. Una persona es considerada saludable si su índice de masa corporal (IMC) está entre 18.5 y 24.9.


La imagen de un tadinga promedio

Cuando el IMC está sobre los 30, la persona es considerada obesa, y comienzan a aparecerles problemas como niveles altos de cholesterol, diabetes, apnea del sueño, problemas cardíacos, cáncer, etc.

A continuación detallaremos los problemas más comunes causados por la obesidad:

- Problemas cardíacos: Una de las principales causas de muerte a nivel mundial son los ataques al corazón. La presión alta es un problema muy común entre los obesos, y es una de las principales causas de los ataques cardíacos. Además, la angina y los triglicéridos (grasa en la sangre) son causadas por el sobrepeso.

- Cáncer: El cáncer es otra de las principales causas de muerte en el mundo, y varios tipos de cáncer están asociados con el sobrepeso y la obesidad.

- Osteoartritis: Este es un problema que comúnmente aparece en las articulaciones de la cadera, las rodillas y la parte inferior de la espalda. Mientras más peso tengamos, más peso agregamos a las articulaciones, y es aquí cuando empieza el dolor.

- Cálculo biliar: Los cálculos o piedras en la vejiga son usualmente generados por el alto colesterol y provocan dolores en la espalda y el abdomen.

- Diabetes: Las probabilidades de desarrollar diabetes tipo II para una persona obesa son del doble en comparación con las personas no obesas. Este tipo de diabetes disminuye la habilidad del cuerpo de controlar el nivel de azúcar en la sangre. Una vez que se desarrolla diabetes es muy poco probable, sino imposible, curarse completamente de este problema. La diabetes también puede llevar a otros problemas serios de salud como la ceguera, derrame cerebral, enfermedades del corazón y problemas del hígado, entre otros.

- Apnea del sueño: Los pacientes que enfrentan este cuadro dejan de respirar por cortos períodos de tiempo, lo cual puede generar fallas cardíacas y cansancio durante el día.

- Derrame cerebral: La arteriosclerosis o la obstrucción de las arterias, es provocada por la formación de coágulos de sangre, los cuales conllevan a los derrames cerebrales. A la obesidad se le asocia frecuentemente con alimentos de alto contenido de grasa, con la presión sanguínea alta y con la falta de ejercicio, todos estos, factores que aumentan la posibilidad de desarrollar arteriosclerosis.

- Incontinencia: Es la incapacidad de controlar la vejiga. El sobrepeso ejerce presión sobre la vejiga, causando un goteo urinario cuando se toce, se estornuda, se ríe o se levantan objetos de cierto peso.

- Coágulos de sangre: Son comunes en los obesos y se presentan principalmente en las piernas. Eventualmente se pueden mover hacia otras partes del cuerpo, como los pulmones, lo cual puede provocar una embolia pulmonar.